La familia de la joven asesinada en los pasados Sanfermines pide que el presunto autor cumpla los 20 años de pena

Etiquetas

Se concentrarán el sábado en Pamplona para reclamar "verdad, justicia y memoria"

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

Familiares y amigos de Nagore Laffage se volverán a concentrar este sábado en la plaza del Vínculo de Pamplona, a las 12 horas, para reclamar "verdad, justicia y memoria" para la joven irundarra que fue asesinada el pasado 7 de julio. La madre, Asunción Casasola, pide que el presunto asesino, José Diego Yllanes, cumpla "íntegramente" la pena de 20 años solicitada por el Ministerio Público por un delito de asesinato.

En rueda de prensa, Casasola manifestó que le parece "correcto y justo" que se considere asesinato la muerte de su hija, aunque subrayó que para la familia "nuestra única alegría hubiese sido tener a Nagore al lado". "Sólo pedimos un juicio justo y una pena que sea acorde con el delito cometido", sentenció.

La madre de la joven irundarra aseguró que la familia "acatará lo que digan las leyes", aunque, no obstante, insistió en que "lo único que nos gustaría es que no reduzcan la pena y que el asesino cumpla íntegramente la condena", ya que, según dijo, le da "miedo" que la pena impuesta por el fiscal se pueda rebajar porque Yllanes "no es un chico normal de la calle", y además es "muy inteligente".

A juicio de Casasola, el presunto asesino de Nagore es una persona "muy influyente" que "se estará preparando para decir en el juicio que se le fue de la manos la situación", y remarcó que como estudió Psiquiatría está "muy preparado" para "saber qué tiene que contestar cuando le pregunten los técnicos".

En esta línea, afirmó que José Diego Yllanes, que se encuentra en prisión preventiva, "lleva casi un año como un rey", por lo que pidió que los juicios "sean más rápidos" y que los detenidos "empiecen a pagar lo que tengan que pagar desde el principio".

QUE EN EL JUICIO "SE LE VEA LA CARA"

Casasola desconoce todavía cuando se iniciará el juicio por la muerte de Nagore, aunque mostró su deseo de que sea "lo antes posible" y se inicie "antes de verano" porque "queremos pasar página". Además, destacó que esta fase es "muy agotadora" y consideró que "con estos juicios largos lo único que castigan es a las familias de las víctimas".

Respecto a la fotografía publicada del presunto asesino de Nagore la pasada semana, reivindicación que la familia ha realizado desde que ocurrieron los hechos, Casasola señaló que "no le dice nada" al ser la imagen "de un chico de 17 años" que "no responde a su aspecto actual". Por este motivo, volvió a pedir que salga a la luz pública una imagen de José Diego Yllanes "en la que se le conozca, y que sea actual", y reclamó que "el día del juicio se le vea la cara".

Por último, trasladó su "más profundo agradecimiento" a todas aquellas instituciones que "desde el primer momento se implicaron y manifestaron su compromiso con mi hija", como a "toda la sociedad en general" que "mediante sus firmas y aportaciones han demostrado su sensibilidad y apoyo hacia nosotros". Además pidió que se tomen medidas para concienciar y educar para que así la sociedad se mentalice de que "las cosas tienen que cambiar" porque "se está yendo de las manos".