Representantes institucionales, vecinos de Irun y familiares de Yasmín Rodríguez le dan el último adiós tras el crimen

Urtizberea, herido al intentar auxiliar a la víctima, está "sorprendido por tanto revuelo" y le da "vergüenza salir a la calle"

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

Representantes institucionales, vecinos de Irun y familiares de Yasmín Rodríguez despidieron hoy a la mujer asesinada el pasado sábado por su ex pareja sentimental, en el funeral celebrado esta tarde en la parroquia de Nuestra Señora del Juncal de la localidad guipuzcoana de Irún.

Estuvieron presentes en el acto fúnebre la madre y la hija de las fallecidas, que estuvieron arropados por familiares y allegados, así como por representantes institucionales, como la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga (PP), el alcalde de Irún, José Antonio Santano (PSE-EE), acompañados de otros ediles de la corporación municipal.

Al funeral también asistió Asun Casasola, la madre de Nagore Laffage Casasola, joven irundarra de 20 años asesinada el pasado 7 de julio en Pamplona. "Desde que mataron a Nagore no disfrutamos de la vida, estamos aquí por estar y eso les va a pasar a la hija de Yasmín y a su madre y su familia", lamentó.

JUAN PABLO URTIZBEREA

Previamente, Arantza Quiroga visitó en el Hospital Comarcal del Bidasoa a Juan Pablo Urtizberea, el hombre que resultó herido el sábado al intentar auxiliar a Yasmín Rodríguez. La presidenta del Parlamento aseguró que le ha encontrado "sonriente" y que éste le ha transmitido que estaba "sorprendido por tanto revuelo y que le iba a dar vergüenza salir a la calle".

Por su parte, la representante parlamentaria le replicó que "de vergüenza, nada, que tiene que estar muy orgulloso con el ejemplo que ha dado a todos los ciudadanos". "En momentos así, a uno la vida le pone a prueba y no sabes cómo vas a reaccionar, y él ha reaccionado de una manera heróica y es un ejemplo para todos los ciudadanos", añadió.

Pese a que tiene "una herida muy importante", Quiroga aseguró que le ha encontrado "muy bien". "Estaba muy sonriente", afirmó, para añadir que cree que "está un poco asustado porque es la típica persona normal, que quiere salir de aquí y seguir con su vida normal".

Por su parte, la presidenta de la Cámara cree que Urtizberea "saldrá con la cabeza muy alta porque todo el mundo está muy orgulloso de lo que ha hecho".

El presunto asesino ya está en la prisión de Martutene por orden judicial, tras haber sido acusado de asesinar a su ex novia y de herir en el abdomen y en la espalda a Juan Pablo Urtizberea cuando éste acudió a socorrer a la víctima.