Bomberos de la Comunidad donan sangre para reivindicar una mejora de sus condiciones de trabajo en los próximos años

La Comunidad niega una "privatización" y dice que se sustituirán empleados temporales del INFOMA por bomberos para "profesionalizar" el servicio MADRID, 12 (EUROPA PRESS) Más de un centenar de Bomberos de la Comunidad de Madrid se concentraron hoy en la Puerta del Sol para donar sangre en los autobuses que la Cruz Roja tiene allí instalados, con el objetivo de hacerse notar para que el Gobierno regional atienda sus peticiones sobre la firma de un nuevo convenio. En declaraciones a los medios, el portavoz de Comisiones Obreras de los Bomberos, Andrés Lens, explicó que van a iniciar "una serie de medidas de presión" para intentar que el Gobierno regional acepte sentarse "a negociar con los sindicatos del cuerpo de bomberos el convenio que regirá las condiciones de trabajo durante los próximos cuatro años". Según Lens, la administración regional se ha negado "a incluir en el documento una serie de medidas fundamentales como la regulación y creación de nuevos parques" para poder atender con más rapidez y eficacia las necesidades de los ciudadanos, o "la regulación de la segunda actividad" así como "la creación de nuevo empleo". Los asistentes, que se concentraron bajo el lema 'Los bomberos rescatamos y damos vida. Aguirre y Granados nos restan vida, competencia y funciones', acudieron vestidos con la indumentaria de trabajo, sostuvieron que esta donación se trata de un modo de mostrar "que además de jugarse la vida por los ciudadanos, donan sangre por ellos". Además, el líder de CSI-CSIC, Juan Carlos Martínez, aprovechó la ocasión para denunciar "que desde el Cuerpo de bomberos" todas las actividades reivindicativas que han llevado a cabo "han sido pacíficas" y que sin embargo desde la Consejería de dirige Francisco Granados, siempre les han "agredido" cuando han acometido alguna actividad de este tipo. Por otro lado, los cuatro sindicatos de Bomberos de la Comunidad de Madrid acusaron a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de "privatizar" el servicio de extinción de incendios forestales (INFOMA) de este verano que implicará, según señalaron, el despido de 400 empleados temporales y que dos empresas externas se hagan con la gestión de este personal. LA COMUNIDAD NIEGA PRIVATIZACIÓN Por su parte, un portavoz de la Dirección de Protección Ciudadana negó, en declaraciones a Europa Press, aseguró que el servicio de extinción de incendios forestales se vaya a privatizar. Eso sí, confirmó que no iban a dejar de contratar a los trabajadores temporales de la campaña INFOMA, que se sustituirán por bomberos. "El objetivo es profesionalizar el servicio de extinción de incendios forestales. Al Cuerpo de Bomberos se les ha ofrecido la posibilidad de efectuar voluntariamente seis guardias extras de 24 horas durante todo el verano dedicadas al servicio forestal y que serán retribuidas a 30 euros la hora", afirmaron desde Protección Ciudadana. Respecto al calendario laboral, el portavoz de Protección Ciudadana señaló que "se ha cumplido lo acordado en el convenio, en el que se rebaja de 62 a 60 las jornadas completas trabajadas por año". Sobre los nuevos parques de bomberos, admitió "retrasos", pero apuntó que tanto el de Parla, Alcobendas y Valdemoro están ya en proceso, concretamente en estudios técnicos, mientras que en Villarejo de Salvanés "hay algún pequeño problemas con los terrenos". Igualmente, aseguró que la segunda actividad de los bomberos "se está negociando" y reconoció que están pendientes de concurso 85 plazas y pendientes de creación 50 puestos más. "Es verdad que debían haberse convocado hace un año o dos, pero la crisis lo ha retrasado", señaló el portavoz.