20.- El policía que agredió al manifestante fallecido en las protestas, interrogado por homicidio

LONDRES, 17 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán)

El policía británico que en las protestas de la víspera del G-20 agredió al ciudadano Ian Tomlinson minutos antes de que falleciese está siendo interrogado por homicidio, después de que la segunda autopsia revelase que la muerte se debió a una hemorragia abdominal y no al infarto atribuido en el primer análisis post-mortem.

La investigación desarrollada por la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC) podría dar un vuelco a raíz de los últimos resultados, si bien la Corte de Magistrados de la City de Londres subrayó hoy en un comunicado que las conclusiones de las dos pruebas son todavía provisionales, a la espera de nuevos test que, avanzó, "probablemente llevarán algún tiempo".

Por su parte, el regulador policial confirmó también hoy mismo que, "a partir de los resultados iniciales de la segunda autopsia, el oficial de la Policía Metropolitana ha sido interrogado por las sospechas del delito de homicidio como parte de la investigación en curso sobre la muerte de Ian Tomlinson".

El agente ya había sido suspendido el jueves 9 de abril de sus funciones, justo un día después de presentarse de forma voluntaria ante los responsables de las pesquisas, ya que la prioridad del regulador policial una vez trascendieron las imágenes que probaban el ataque del oficial era dar con el autor.

En este sentido, su identificación a partir de las grabaciones que habían ido surgiendo desde la pasada semana había resultado imposible, pero el oficial, que pertenecía al grupo de apoyo territorial de Scotland Yard, decidió finalmente entregarse, como había hecho previamente la mayoría de los compañeros que lo acompañaban durante el incidente.