Acusan a un joven de extrema derecha por dar una paliza y amenazar a otro de juventudes de la CNT

MÁLAGA, 19 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Málaga ha acusado a un joven de ideología próxima a la extrema derecha por dar una paliza a otro, vecino de él, por sus discrepancias en cuanto a ideología política, que es próxima a las juventudes sindicalistas de la CNT y por amenazarlo en varias ocasiones, una de ellas para que retirara la denuncia. Además, por la agresión se acusa a otros dos jóvenes.

Así, según se señala en las conclusiones provisionales del fiscal, a las que tuvo acceso Europa Press, desde meses anteriores a marzo de 2007, el principal acusado estuvo presuntamente "intimidando" a la víctima, de la que conocía su ideología porque era su vecino, diciéndole por teléfono que "lo tenía que matar" y que "algún día caería".

Un día, a través de un correo electrónico, según el escrito inicial de la acusación pública, el procesado, con 21 años de edad ahora, le dijo que "no le habían degollado porque no les dio tiempo a encontrar un machete antes de la llegada de la Policía". Estas amenazas provocaron en el hombre un "sentimiento de inseguridad y miedo".

El ministerio público relata que el 18 de marzo de 2007, los tres acusados, "provistos con botas con punta de acero", se pusieron de acuerdo y abordaron con insultos y amenazas en la puerta de un bar a la víctima, que salió huyendo y se refugió en otro establecimiento de la capital malagueña.

Estando en la puerta, los acusados le dieron golpes y patadas en la cabeza hasta que quedó semiinconsciente, según manifiesta el fiscal en su calificación, en la que se precisa que a consecuencia de esto el hombre sufrió lesiones consistentes en contusión craneal, sin necesidad de tratamiento quirúrgico y sin que le quede secuelas.

Además, la acusación añade que, posteriormente, el principal acusado supo que la víctima había presentado una denuncia, a raíz de la que se habían abierto diligencias previas, por lo que llamó a su teléfono móvil y le dijo en tono amenazante: "retira la denuncia o te mato".

Por esto, a este procesado se le acusa de un delito contra la administración pública, por el que se pide dos años de prisión; y también por otro continuado de amenazas, por el que se solicita otros dos años de cárcel y multa de 9.000 euros. Además, se le acusa a éste y a otros dos jóvenes más por una falta de lesiones, pidiendo para cada uno multa de 3.000 euros.