Autopsia revela que el hombre asesinado por su ex marido recibió varias puñaladas en cuello y cara

Manuel L. y E.H.Q. hace hoy tres años que contrajeron matrimonio

ALMERÍA, 15 (EUROPA PRESS)

La autopsia practicada al cadáver de Manuel L., el hombre de 34 años asesinado en el rellano de su vivienda por su ex marido en Adra (Almería) en la víspera del tercer aniversario de su boda, ha revelado que recibió varias puñaladas, al parecer con un cuchillo de monte, en el rostro y diversas partes del cuerpo además de la mortal en el cuello, que le seccionó la yugular y le causó un shock hipovolémico.

Fuentes de la Comandancia confirmaron, asimismo, a Europa Press que el homicida, un joven de 33 años identificado como E.H.Q., esperó a la víctima a las puertas del que fuera hasta el pasado mes de junio domicilio conyugal, en el número 110 de la calle Natalio Rivas.

A las 15,20 horas, Manuel L. regresaba, como era habitual, del ayuntamiento donde trabajaba desde hace una década en el Área de Servicios Sociales, y se encontró con su ex compañero en el portal, quien, sin mediar palabra, se abalanzó sobre él y perpetró la agresión mortal. Después, E.H.Q. se dirigió a su turismo, estacionado en la zona, y puso rumbo a la zona rural conocida como La Parra. Allí, en la pared lateral de un invernadero, se ahorcó.

La Guardia Civil, que recibió comunicación de los hechos a través de las llamadas telefónicas de un vecino y el servicio unificado de emergencias 112, activó un amplio dispositivo con controles de tráfico para intentar localizar al autor del crimen.

Poco después de las 18,00 horas, y gracias a los datos aportados por un vecino, que le identificó por una fotografías, los agentes hallaban el cuerpo sin vida de E.H.Q. y el arma homicida, un cuchillo de monte, en el interior de su vehículo.

Manuel L. y su asesino, quien tenía esposa en Marruecos, contrajeron matrimonio el 15 de abril 2006. Según la Comandancia, no consta que la víctima hubiese interpuesto denuncia por malos tratos ni antecedentes en la pareja, que inició el trámite de divorcio el pasado mes de junio. Residía en Adra desde hacía años pese a ser natural de Alcudia de Monteagud, un pequeño municipio almeriense de apenas 148 habitantes.