Detenido un joven tras amenazar de muerte con una motosierra a sus padres y a dos guardias civiles

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil del puesto de la localidad de Los Corrales (Sevilla) han detenido a un joven de 22 años de edad por amenazar de muerte con una motosierra a sus padres y a dos guardias civiles.

Tal y como informó la Benemérita en un comunicado, los hechos se produjeron de madrugada, cuando una pareja de agentes patrullaba por las calles de la localidad de Martín de la Jara (Sevilla) y observaron a un joven que corría por la calle en dirección a ellos.

Al pasar a su altura, la persona se "paró en seco" e increpó a los agentes "a gritos, levantando los puños con aire amenazador y diciéndoles que no lo mirasen", los insultó y les dijo que "siguiesen su camino".

Los guardias, sorprendidos por el estado de "gran agitación" que presentaba, se bajaron del vehículo oficial, pero el joven no dejó de amenazar e insultarlos, corriendo tanto en una dirección como en la contraria y diciendo: "A esa perra la voy a matar, que la mato, y vosotros iros de aquí si no queréis que os mate también".

Entonces se aproximó una mujer que intentó calmarlo y le dijo que se fuera a su casa, pero se incrementó la agresividad del joven que gritó y arremetió con patadas y puñetazos contra las paredes.

Ante la posibilidad de que se tratara de un delito de violencia de género, los agentes preguntaron a la mujer que explicó que era su madre. En ese momento llegó un coche del que se apeaba el padre del joven, pero éste volvió a enfadarse y huyó despavorido en dirección a su domicilio, momento que aprovecharon los guardias para interrogar a los padres sobre el origen de esta actitud agresiva de su hijo. La madre les informó de que su hijo no tomaba drogas, que habría bebido alcohol y que se habría peleado con alguien.

Cuando los agentes se iban a marchar, apareció de nuevo el joven, tratando de arrancar una motosierra y diciendo en tono amenazador "que os mato, que os corto la cabeza". Los guardias civiles le ordenaron que depusiera su actitud y, ante la negativa del mismo, mientras uno de ellos se colocó delante de la madre para protegerla, el otro se lanzó contra el joven para evitar que la arrancase, resultando herido leve con la cuchilla de la motosierra que estaba apagada.

Tras ofrecer gran resistencia y con ayuda de los padres, consiguieron ponerle los grilletes y conducirlo hacia el vehículo oficial al que propinó patadas en cuanto lo tuvo a su alcance.

Fue trasladado a un centro médico para que evaluaran su estado y le administrasen algún calmante. Una vez en el centro médico de El Saucejo, el detenido manifestó a los sanitarios que no tomó ninguna droga, que la culpa de todo era de su novia y que "tenía que matarla", llegando incluso a sugerir a los guardias que le facilitasen sus armas para poder cumplir sus amenazas. Al aumentar la agresividad del detenido, tuvieron que inmovilizarle el cuello, ya que estaba intentando autolesionarse golpeándose la cabeza con sus rodillas.

Ante esta actitud, le administraron calmantes y lo derivaron al servicio de psiquiatría del Hospital de Osuna. Allí fue trasladado por los guardias civiles y continuó la agresividad del detenido que le propinó patadas a todo lo que estaba a su alcance, rompiendo varios objetos y maquinaria hospitalaria.

Los agentes dejaron al detenido en el centro hospitalario, debidamente custodiado. Asimismo, los análisis de sangre que le realizaron en el éste centro, dieron positivo a varios estupefacientes. Por estos hechos, los guardias civiles denunciaron a F.J.A.G., de 22 años, por un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad.