Detenidos en Bilbao cinco jóvenes por propinar una paliza al empleado de un puesto de prensa el pasado 31 de enero

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

Un total de cinco jóvenes bilbaínos con edades comprendidas entre los 18 y 23 años fueron detenidos ayer en la capital vizcaína, acusados de un delito de robo con violencia y lesiones, por propinar una paliza al empleado de un puesto de prensa y golosinas, y sustraerle dinero y pediódicos el pasado 31 de enero, según informó el Departamento vasco de Interior.

Los hechos se registraron sobre las seis de la mañana del pasado día 31 de enero en la capital vizcaína. A esa hora, un varón de 27 años se encontraba ordenando la mercancía en su puesto de prensa y golosinas sito en la calle Alameda de Recalde. Esta persona introducía revistas y periódicos, así como diversos productos que también vende en el quiosco cuando una chica se le acercó, cogió sin permiso una caja de golosinas y comenzó a incomodarle, no permitiéndole desempeñar su trabajo.

Ante esta situación, el empleado solicitó a esta persona que dejara en su sitio lo sustraído. En ese momento, apareció en el lugar un joven que había salido de una discoteca sita en las inmediaciones que empujó al trabajador, produciéndose un pequeño forcejeo, y el cual propinó al empleado varios puñetazos en el rostro.

Minutos más tarde, otros cuatro jóvenes, que también venían del citado local, se unieron al primero, propinando una paliza al empleado tras agredirle mediante patadas y puñetazos, mientras la víctima se cubría para evitar golpes.

Tras tener conocimiento del hecho, la Ertzaintza se personó en el lugar y habló con el trabajador agredido que no pudo aportar ninguna identidad de sus agresores. Además, los policías comprobaron que los agresores habían sustraído unos 800 euros, golosinas y más de 70 periódicos del interior del puesto de prensa. Como consecuencia de la agresión, la víctima fue trasladada al hospital de Basurto.

El equipo de investigación tuvo conocimiento de que algunos de los presuntos agresores habían sido identificados por una patrulla de la Ertzaintza sobre las cuatro de la madrugada. Al parecer, los responsables de seguridad de la citada discoteca habían expulsado a los jóvenes del local por su mal comportamiento. La investigación permitió a los agentes determinar que algunos de los implicados habían sido identificados por hechos similares en los últimos años.

Finalmente, cinco jóvenes, el primero de 18 años, otros dos de 20 años, un cuarto de 22 años y un quinto de 23 años, fueron detenidos ayer en la capital vizcaína acusados de un presunto delito de robo con violencia y lesiones.