Detienen en Málaga a un hombre que, presuntamente, amenazó y agredió a sus padres y a policías locales

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS)

Un hombre de 38 años, natural y vecino de Málaga, fue detenido el pasado 6 de abril por agentes de la Policía Local por, presuntamente, amenazar y agredir a sus padres y a los agentes que procedieron a su arresto. A este individuo le constan antecedentes penales por un total de 14 hechos delictivos.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 15.30 horas del día 6 en el paseo marítimo Antonio Machado, donde la dotación policial pudo observar a este hombre, Juan José M.R., acompañado por una mujer, junto a un vehículo que se había quedado sin gasolina. Según dijo a los agentes, estaba esperando a sus padres que le traían el combustible.

Momentos después aparecieron los padres en el lugar, comenzando el hombre a increparlos por la tardanza, mientras los agentes comprobaban que el vehículo carecía de permiso de circulación y de seguro obligatorio, por lo que le comunicaron que sería intervenido y llevado por la grúa al depósito municipal. Ante esto, el individuo respondió de malos modos, según informó la Policía Local en un comunicado, manifestando, entre otras cosas, que "era insolvente y que no le iba a pasar nada".

Tras ello, el individuo y su pareja se marcharon en el vehículo en el que habían llegado sus padres, comenzando, al parecer, a amenazarlos y a agredir a su madre, al tiempo que les exigía el dinero que precisaba para sacar el coche del depósito, por lo que el padre cambió el sentido de la marcha y se dirigió nuevamente hacia donde se encontraba la patrulla policial.

Mientras la dotación policial estaba esperando la grúa municipal, fueron requeridos por los padres del individuo, pudiendo observar que el reseñado sacaba a la fuerza a su madre del automóvil, sujetándola fuertemente por el cuello con las dos manos hasta la mediana y empujándola, logrando ésta evitar caer al suelo, tras lo que el hombre se marchó a la carrera del lugar.

Los policías locales le dieron alcance, presentando una gran resistencia a ser detenido, lanzando patadas y puñetazos a los agentes, e, incluso, dándole un mordisco a uno de ellos en una mano y llegando a desgarrar el guante anticorte de seguridad que llevaba puesto.

El individuo fue, finalmente, reducido y detenido, insultando y amenazando de muerte a los policías, a los que llegó a decir que "cuando los viese por la calle los iba atropellar con el camión".

Una vez dentro del vehículo policial, comenzó a dar patadas a los cristales de las ventanas, rompiendo totalmente uno de ellos. Finalmente, fue trasladado a dependencias de la Policía y puesto a disposición judicial.

En cuanto a sus antecedentes, durante el pasado mes de marzo se le imputaron dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar y uno de atentado a agente de la autoridad.