Dos años de prisión por apuñalar a un joven y a otro que intentó evitar la agresión

SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)

El magistrado-juez titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha condenado a dos años de prisión a un joven que apuñaló a otro en varias zonas del cuerpo, y que también agredió con una navaja a otro chico que intentó evitar la agresión.

Según señala la sentencia, recogida por Europa Press, los hechos por los que ha sido condenado Pablo Eduardo S.L., de 21 años de edad, ocurrieron sobre las 20,30 horas del día 18 de septiembre de 2005, cuando se produjo en la localidad de Solares una discusión entre el acusado y un chico, tras lo cual ambos continuaron con sus respectivos grupos de amigos.

Sobre las 20,45 horas, y en la puerta de un local de copas de dicha localidad, ambos volvieron nuevamente a discutir en tono alterado, comenzando a agredirse mutuamente, y cayendo al suelo, momento en el que el acusado comenzó a apuñalar al otro joven en el pecho, la espalda y el brazo izquierdo haciendo uso de una navaja.

En ese momento intervino para tratar de separarlos otro joven, el cual interpuso su pierna izquierda entre ambos a tal fin, siendo agredido por el acusado quien le ocasionó un corte en el gemelo izquierdo.

Como consecuencia de estos hechos, el primero de los agredidos sufrió lesiones consistentes en una herida penetrante por arma blanca en hemotórax izquierdo posterior, dos heridas de arma blanca en el hipocondrio izquierdo, y herida por arma blanca en cara externa del codo izquierdo. Dichas heridas solo afectaron muy levemente el riñón y al bazo.

Como lesiones internas, la víctima sufrió neumotórax izquierdo expansivo, pequeña laceración esplénica con mínima cantidad de líquido retroesplenico y mínima irregularidad en el contorno del polo superior del riñón izquierdo. Dichas heridas precisaron para su curación de sutura, profilaxis antibiótica, analgesia y reposo, curando las lesiones internas con tratamiento conservador.

El tiempo de curación fue de 23 días incapacitantes, cuatro de ellos de ingreso hospitalario, quedando como secuelas una cicatriz de 2 centímetros en el hemotórax izquierdo posterior; dos de 1 y 1,5 centímetros en región dorsal, otra cicatriz de 1,5 centímetros en el abdomen y una de 2,5 centímetros en el codo izquierdo, todas ellas causantes de un perjuicio estético ligero.

Por su parte, el otro agredido sufrió una herida incisa en la cara posterior de la pierna izquierda de 3 centímetros de longitud que afectó a la piel y tejido celular subcutáneo, sin afectación muscular ni tendinosa la cual precisó de 6 puntos de sutura, reposo y profilaxis antibiótica, curando en 7 días de los que 6 fueron incapacitantes. Como secuelas presenta una cicatriz de 3 centímetros en la cara posterior de la pierna izquierda.

A su vez el agresor resultó con heridas causadas por el primer joven.

Por estos hechos, la sentencia ha condenado al acusado, como autor de dos delitos de lesiones, con la concurrencia de la atenuante de reparación del daño y de dilaciones indebidas en el proceso, a la pena de un año de prisión por cada una de ellos.

Además, y en concepto de responsabilidad civil el condenado deberá indemnizar a uno de los agredidos en al cantidad de 1.114 euros por las lesiones, secuelas y daños.

La misma sentencia acuerda la suspensión de la pena privativa de libertad con la condición de que el condenado no delinca nuevamente en el término de tres años.