Juzgan mañana a dos acusados de apuñalarse en el transcurso de una pelea en un pub de Dílar

GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Audiencia de Granada acoge mañana el juicio contra dos acusados del delito de homicidio en grado de tentativa que se apuñalaron con las navajas que portaban en el transcurso de una pelea en un pub de Dílar (Granada), hechos por los que se enfrentan a una petición fiscal de siete y once años de prisión.

En su escrito de conclusiones provisiones, al que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio Público acusa también a una tercera persona, de iniciales M.C.B., de 52 años, de una falta de maltrato hacia un empleado del local, al que supuestamente golpeó con una muleta, por lo que se enfrenta al pago de un multa de 7.200 euros.

Asimismo la Fiscalía pide que el procesado por un delito de homicidio en grado de tentativa y de otro de robo con intimidación, R.E., de nacionalidad marroquí, indemnice a su supuesta víctima, H.A., también marroquí y acusado a su vez de tentativa de homicidio, en 6.950 euros. H.A. se enfrenta asimismo al pago de otra indemnización a R.E., que asciende en su caso a 18.100 euros.

Los hechos se remontan a la madrugada del 1 de julio de 2006, cuando R.E. y M.C.B. se encontraban en el interior del pub 'El Molino', situado en el paraje Molino Rivas, dentro del municipio de Dílar. Allí y "súbitamente" se inició una "fuerte discusión" entre los dos y otras personas no identificadas que se encontraban en el local, en el que también estaba el tercer inculpado, H.A.

Ante el cariz que iban tomando los acontecimientos, uno de los empleados del establecimiento decidió llamar con su móvil a la Guardia Civil, momento en el que R.E. penetró en la barra del bar, donde se encontraba el trabajador, al que le obligó a entregarle el teléfono esgrimiéndole una navaja. Inmediatamente después fue cuando M.C.B., según el relato fiscal, golpeó al camarero con una muleta.

Durante el curso de la disputa, continúa el Ministerio Público, la pelea fue desplazándose hacia el exterior del local, donde R.E. y H.A., "los dos con el ánimo de acabar con la vida del otro", se agredieron mutuamente con dos navajas que ambos portaban "para tal fin". Como consecuencia de la agresión, H.A. sufrió heridas en el abdomen, cara, nariz, cuero cabelludo, cuello y manos, mientras que R.E. resultó herido por arma blanca en el abdomen, lesiones que le produjeron un "riesgo vital".