Los heridos en la pelea de Guadalajara, en la que murió una mujer, permanecen ingresados con pronóstico grave

TOLEDO, 8 (EUROPA PRESS)

La mujer, de 28 años de edad y el niño de 4, ambos de origen oriental que fueron ingresados en el Hospital Universitario de Guadalajara con lesiones de arma blanca, permanecen ingresados con pronóstico grave, según confirmaron fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha a Europa Press.

Dichas fuentes matizaron que mientras la joven, permanece en la UVI del Centro con pronóstico grave, el menor, después de ser estabilizado fue trasladado al hospital del Niño Jesús en Madrid.

Mientras, la policía busca a G.T., varón de 32 años de edad, como presunto autor de los hechos, ocurridos ayer martes 7 de abril en un piso de la calle Doctor Layna Serrano de Guadalajara capital, en el que perdió la vida una mujer.

El hombre huido empleó presuntamente un arma blanca para dar muerte a S.P.H, una mujer también de 32 años de edad, con la que compartía vivienda, al tiempo que causó heridas a otra mujer de 28 años de edad y a un niño de 4 años que fueron trasladados al Hospital General Universitario con lesiones de arma blanca de diversa consideración.

Otro hombre y un bebé resultaron ilesos en la disputa que, según la investigación abierta por la Policía Nacional, se originó por asuntos económicos, sin que medie relación sentimental aparente entre la mujer fallecida y su presunto homicida. Tanto las dos mujeres como los dos hombres compartían el piso y domicilio laboral en un restaurante de la capital.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 23.15 horas, cuando la Policía Nacional recibió varias llamadas de alerta de vecinos del inmueble que habían oído una fuerte discusión proveniente de la vivienda.

Al llegar la primera patrulla al lugar encontraron ya sin vida a la referida mujer. Las gestiones practicadas hasta el momento han permitido a la Comisaría de Policía Nacional llevar a cabo la detención de otro hombre por encubrimiento, ya que habría facilitado dinero al presunto autor de los hechos para facilitar su huída.