Piden 33 años para cuatro hombres por golpear y apuñalar a otro tras una discusión en una discoteca

MÁLAGA, 26 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Málaga ha solicitado 33 años de prisión en total para cuatro hombres a los que acusa de golpear y apuñalar a otro, al que intentaron matar tras una discusión en una discoteca de Marbella (Málaga). Además, se les acusa también de provocar lesiones a un amigo de la víctima y a un vigilante de seguridad del local.

El juicio está previsto que se celebre en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Málaga los próximos días 28 y 29 de este mes. Los hechos sucedieron, según la calificación provisional del fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, a las 09.00 horas del día de Año Nuevo de 2008 cuando se originó una discusión en el interior del establecimiento entre el acusado y la víctima.

En esa pelea, el acusado propinó, según la acusación pública, un tortazo a la víctima, quien pudo evitarlo. En ese momento, el procesado, junto con su hermano y los otros dos acusados, "comenzaron a agredir de forma brutal" al hombre "valiéndose para ello de botellas y copas de cristal rotas", lo que provocó la intervención de los vigilantes del local.

Éstos lograron apartar a la víctima y llevarla a un trastero, aunque los acusados, según precisa el escrito inicial del ministerio público, lograron entrar en la habitación y "en claro ánimo de acabar con su vida, comenzaron a golpearlo y apuñalarlo por todas partes del cuerpo, sirviéndose de un instrumento punzante y botellas de vidrio rotas".

Según la acusación, no lograron matarlo "debido a la intervención de varios vigilantes de seguridad así como de otras personas que estaban en el local, que se interponían y gritaban que venía la Policía", lo que llevó a los acusados a abandonar el establecimiento precipitadamente ante el temor a ser detenidos.

Asimismo, los procesados también golpearon a un amigo de la víctima y a un miembro del personal de seguridad, que intervinieron para tratar de evitar la agresión en el trastero. Por esto, se les acusa de dos faltas de lesiones, por las que solicita el fiscal para cada uno multa de 4.500 euros.

Así, para el principal acusado solicita una pena de prisión de nueve años, al existir la agravante de reincidencia; mientras que para los otros tres pide ocho años de cárcel. Como indemnización pide 11.900 euros para la víctima por los días de impedimento y las secuelas.