Un hombre intenta quemar a su mujer y después se suicida en Almuñécar

  • Almuñécar (Granada), 23 abr (EFE).- Un hombre ha intentado quemar hoy a su mujer en el núcleo poblacional de la Herradura, en el municipio de Almuñécar (Granada), y posteriormente se ha suicidado en un cortijo de los alrededores, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

Almuñécar (Granada), 23 abr (EFE).- Un hombre ha intentado quemar hoy a su mujer en el núcleo poblacional de la Herradura, en el municipio de Almuñécar (Granada), y posteriormente se ha suicidado en un cortijo de los alrededores, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El suceso se ha producido sobre las 17.30 horas de hoy, cuando el hombre, de unos cincuenta años, se dirigió a unas oficinas colindantes a la Delegación del Ayuntamiento de esta pedanía, en la que estaba trabajando la mujer como limpiadora, y le pegó una paliza, para después rociarla con gasolina.

Aunque él también se roció de gasolina, finalmente no prendió fuego a ninguno de los dos y huyó del lugar de los hechos, pero agredió con un objeto a la mujer, que ha sido trasladada al Hospital Santa Ana de Motril, han añadido las fuentes.

La mujer, de 37 años, presentaba heridas inciso-contusas en el cuero cabelludo, erosiones en la muñeca y el cuello -como de haber estado atada- y estaba mojada de gasolina, aunque no reviste gravedad y será dada de alta en las próximas horas, han informado a Efe fuentes sanitarias.

Tras estos hechos el hombre se ha ido al cortijo de un familiar, situado en el Pago del Rescate, a unos diez kilómetros de La Herradura, y ha prendido fuego a la orilla de un camino cercano a la casa, al parecer para llamar la atención, y se ha ahorcado dentro de la casa.

El cuerpo del hombre, de etnia gitana, ha sido descubierto sobre las 19.30 horas por un vecino y se ha abierto el protocolo de investigación necesario en estos casos.

Al parecer la pareja se había peleado hace un tiempo y el hombre, con antecedentes penales, quería que volvieran juntos, lo que podría haber propiciado una discusión.