Un joven da una paliza a una familia colombiana en Palencia cuando celebraban el Día de la Madre

PALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

Una mujer de origen colombiano junto con su hijo y unas amigas de ésta, fueron víctimas de un ataque xenófobo el sábado pasado, cuando festejaban el día de la Madre y el cumpleaños de su hijo, en Palencia, y salían de una discoteca.

Era ya de madrugada cuando el grupo estaba cruzando la calle y un coche que iba a excesiva velocidad, según la familia, casi atropella a su hijo. La madre y las amigas le recriminaron que " fuera tan rápido". El coche se detuvo un poco más adelante, dieron marcha atrás, acercándose a las víctimas, cuando el copiloto, un joven de unos 24 años, les empezó a insultar de manera racista, "extranjeros... iros a vuestro país", relatan.

Sin mediar palabra, el joven se dirigió hacia el hijo de la agredida, propinándole un golpe. La madre le increpó. "Oye pero qué haces, por qué pegas a mi hijo?, preguntó, intentando separar al agresor de su hijo.

El agresor la dio un puñetazo a la madre, el hijo intentó ayudar a su madre y el joven le empujó, aunque no consigue llegar a golpearle. La madre vuelve a mediar y el agresor le propina otro puñetazo y la tira al suelo. Una vez ahí, la mujer recibe patadas y puñetazos.

Su hijo al ver la agresión se abalanza sobre el joven, cayendo los dos al suelo, el agresor lo agarra del cuello y comienza a estrangularle. Las amigas de la madre se acercaron a separar al agresor, éste se dio la vuelta y las pegó un tortazo a cada una en la cara.

La madre consiguió levantarse y acercarse hasta su hijo, momento en el cual el agresor volvió a golpearla una vez más y perdió el conocimiento. Una de las jóvenes que acompañaban al agresor, cuando Ana estaba en el suelo, intentó también agredirle, aunque una de las amigas de la agredida evitó que la joven la pegara más. "Yo no lo recuerdo, perdí el conocimiento de las patadas que me había dado en la cabeza, no veía nada", cuenta.

Una de sus amigas corrió hasta el coche del agresor e intentó quitarle las llaves, éste la cogió por detrás, retorciéndola el brazo y quitándola las llaves. El joven montó en el coche, dejando a sus dos acompañantes -2 mujeres- en la zona donde ocurrieron los hechos. La agredida, Ana V.S., recuerda que "nadie" les ayudó. "Pasaba gente, estaban los porteros de la discoteca mirando y nadie hacia nada, nadie, nadie nos dio la mano", señala.

EL AGRESOR, UN JOVEN DELGADO Y MORENO.

Según indicaron las propias víctimas, el agresor es un joven que tiene unos 24 ó 25 años, moreno, delgado, con una estatura de 1.70. Los agredidos sólo tienen la matrícula del coche, que no es propiedad del joven agresor.

Ana reconoce estar asustada debido a que no saben quien es el agresor. La Policía nada más llegar al lugar de los hechos, pidió la documentación a los agredidos. Posteriormente fueron trasladados al Hospital.

"A mí me da miedo, porque mis hijos salen de fiesta, no les voy a tener aquí encerrados, y si el agresor o los amigos del agresor se dan cuenta quienes somos, luego les ven por la calle y les pegan", concluye Ana.