Una joven, herida muy grave en Badajoz al ser arrastrada por un coche desde el que le intentaban robar el móvil

BADAJOZ, 16 (EUROPA PRESS)

María Isabel Díaz, de 26 años, ingresó en estado crítico el pasado viernes en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz tras ser arrastrada por un automóvil cuando el conductor del mismo trataba de robarle el móvil.

Así lo explicó a Europa Press Televisión, Gabriel, el padre de la joven, desde el domicilio familiar, donde, visiblemente emocionado, expuso que su hija está "muy mal", pese a haber sido trasladada a planta, tras permanecer en la unidad de cuidados intensivos desde el día del suceso.

La joven, que ingresó con politraumatismo y hemorragias internas, ha sido intervenida y se mantiene "estable", según los médicos. "Tiene un brazo fuera de su sitio, tres vértebras dañadas, dos costillas rotas y la pelvis rota por varios sitios y hemorragias complicadas", señaló Gabriel.

En cuanto a cómo tuvo lugar el intento de robo, señaló que su hija le ha contado que se encontraba ese día hacia las 17.50 horas "hablando pos su móvil con su novio", mientras caminaba por una calle de Badajoz, próxima al parque conocido como la Pitusa, en el momento en que fue arrastrada por un SEAT León, que posteriormente colisionó con otros vehículos ocasionando graves lesiones a la joven.

"El conductor le pidió el teléfono y mi hija continuó andando, entonces dieron marcha atrás, la cogió del brazo y la arrastró 30 o 40 metros", apuntó el padre de María Isabel, quien destacó la rápida actuación de las enfermeras de una clínica cercana al lugar donde se accidentó el vehículo, que la atendieron en la calle, antes de ser trasladada en ambulancia al hospital, donde aún permanece hospitalizada.

Hasta el lugar de los hechos, se personaron agentes de la Policía Nacional quienes en ese mismo lugar detuvieron al conductor R.L.R.de 21 años, como presunto autor del suceso, que para la familia de la víctima ha "destrozado" la vida de la joven, que este año cursa último curso de Biología en la capital pacense.

Los otros dos ocupantes del turismo, C.L.F., de 21, y un menor, se dieron a la fuga tras la colisión del vehículo y fueron localizados y detenidos con posterioridad. El mayor de edad pasó ayer a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Badajoz y el segundo al juzgado de menores.

El padre de María Isabel se ha enterado de que el conductor y presunto agresor de su hija, que fue detenido el viernes pasado, ha sido puesto en libertad por decisión del juez que le tomó declaración tras lo sucedido.

Tras censurar esta acción judicial, Gabriel explicó que ha puesto el caso en manos de su abogado para recurrir la decisión judicial que ha otorgado la libertad bajo fianza al conductor del SEAT León.