La Policía interroga a 15 detenidos mientras mantiene el despliegue en Malabo

  • Redacción Internacional, 17 feb (EFE).- La Policía de Guinea Ecuatorial interroga hoy a una quincena de detenidos ayer, tras el asalto al Palacio Presidencial de Malabo, bajo un notable despliegue de la seguridad en la capital, que ha recobrado cierta normalidad.

Redacción Internacional, 17 feb (EFE).- La Policía de Guinea Ecuatorial interroga hoy a una quincena de detenidos ayer, tras el asalto al Palacio Presidencial de Malabo, bajo un notable despliegue de la seguridad en la capital, que ha recobrado cierta normalidad.

"No han vuelto todos sanos como la vez anterior", dijo hoy a Efe telefónicamente desde Malabo el ministro de Información y portavoz del Gobierno, Jerónimo Osa, al confirmar la existencia de quince detenidos, cuya identidad se trata de verificar, y su relación con un reciente asalto a un banco en el país.

En la madrugada del martes un número indeterminado de asaltantes desembarcó en el muelle nuevo del puerto de la capital guineana, subieron a pie por Punta Fernanda y se dirigieron hacia el cercano Palacio Presidencial de Teodoro Obiang Nguema, quien se encontraba en Bata, la capital de la región continental.

Una vez en el Palacio Presidencial, a cuyo interior lograron acceder, se produjo el intenso enfrentamiento en el que a las ráfagas de fusiles automáticos siguieron las explosiones que han dejado visibles huellas con orificios y boquetes en alguno de los muros y accesos del recinto presidencial.

Los asaltantes, "terroristas rebeldes" como los ha calificado el Gobierno de Malabo, son presumiblemente miembros del grupo nigeriano Movimiento de Emancipación del Delta del Níger (MEND, por sus siglas en inglés), algunos de los cuales parece ser que pudieron escapar, aunque se desconoce si lograron hacerse con el botín que pretendían.

La citada organización, autora de numerosos asaltos y secuestros en la vecina Nigeria, cuya responsabilidad reivindica habitualmente, negó ayer en un correo electrónico remitido a Efe en Lagos su implicación en el ataque.

En sus declaraciones, el ministro Portavoz guineano, explicó que las autoridades policiales "están procesando si los detenidos tienen relación con el grupo de los terroristas", y recordó que "hasta que se termine la investigación no podemos confirmar si son del grupo, o simples comerciantes".

En diciembre de 2007 un grupo de hombres fuertemente armados asaltó una sucursal bancaria de una entidad francesa en Bata, la capital del Río Muni, aunque en aquella ocasión el Gobierno de Malabo admitió que los asaltantes lograron hacerse con un botín y escaparon indemnes.

Osa reconoció hoy la situación de pánico vivida por la población de la capital ante la "intensidad de los disparos durante tres horas".

Sobre el número de víctimas mortales, el Gobierno guineano ha reiterado hoy que un soldado y un asaltante resultaron muertos mientras prosigue la búsqueda de los ocupantes de una de las embarcaciones empleadas en el ataque destruida por la Fuerza Naval guineana.

"Una buena parte de los asaltantes está en el fondo del mar", dijo Osa, quien no confirmó la existencia de seis heridos en la capital guineana y otros tres trasladados al hospital La Paz de la capital continental, dotado de mejores instalaciones, según informaron a Efe fuentes sanitarias.

Al menos uno de los supuestos asaltantes continúa hoy ingresado en el hospital de Malabo donde fue intervenido quirúrgicamente dada la gravedad de sus heridas, añadieron las citadas fuentes.

La radio guineana mantiene su programación habitual, recomienda a los ciudadanos que retomen su actividad normal y repite el comunicado oficial, aunque no ha ofrecido más detalles del asalto.

Los principales enclaves de la ciudad permanecen hoy fuertemente vigilados y durante la pasada noche los viandantes eran obligados a identificarse mientras los vehículos eran sometidos a minuciosos registros.