El juez dicta una orden de búsqueda y captura contra un monitor acusado de abusar de tres menores en Valencia

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El magistrado de la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia dictó hoy una orden de búsqueda y captura contra un monitor de campamento, de 22 años, acusado de abusar de al menos tres menores, de 12 y 13 años, que tenía a su cargo en un municipio del Camp de Morvedre. El joven ingresó en prisión el 6 de octubre de 2006, pero quedó en libertad provisional el 19 de julio de 2007.

El joven debía de haber comparecido hoy ante el tribunal para ser juzgado por un delito de abuso sexual y otros seis de agresión sexual, por los que el ministerio fiscal pide un total de 79 años y una indemnización a los tres menores víctimas de 12.000 euros por los perjuicios morales causados. Según comentó su letrado a los medios de comunicación, el joven está localizado y ya se ha puesto en contacto con él.

Según el relato del ministerio fiscal, el joven cometió uno de los delitos el día 2 de octubre de 2006, cuando, sobre las 20.00 horas, convenció a un menor de 12 años para que accediera con él a una cabaña situada tras el tablado del salón de actos del Ayuntamiento de un municipio de Camp de Morvedre, donde le obligó a realizar actos sexuales. Como consecuencia, la víctima, cuya madre presentó una denuncia por estos hechos el 4 de octubre, vive con especial aprensión, culpa y vergüenza por la situación sufrida.

El acusado, aprovechándose de su cargo de monitor de menores en diversos campamentos, se reunía con algunos niños en las dependencias del Ayuntamiento, puesto que disponía de un juego de llaves. Allí, en los meses que precedieron a la navidad del año 2005, el joven, en tres ocasiones, obligó a un niño de 13 años a que le acompañara a una caseta situada detrás del consistorio. Una vez dentro, le obligó a realizar actos sexuales, amenazándole con dejarle encerrado si no lo hacía.

Asimismo, antes del mes de febrero de 2006, el joven, con ocasión de la preparación de play-backs, y cuando se encontraba a solas en el vestuario con un niño de 12 años que conocía de la banda de música, le obligó a realizar actos sexuales, siempre amenazándole con que lo hiciera, porque sino "sería peor". El día 1 de diciembre de 2006, el fiscal interpuso una denuncia por estos hechos.