El presunto 'narco' puesto en libertad por un error de Garzón está en busca y captura desde el 24 de febrero

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presunto narcotraficante puesto en libertad en julio pasado por un error en el Juzgado Central de Instrucción número 5, que dirige el juez Baltasar Garzón, se encuentra en busca y captura por orden de la Sala de lo Penal desde el pasado 24 de febrero, según informó hoy la Audiencia Nacional, que destacó que la causa corresponde a la Sección Tercera y no al juez instructor desde octubre pasado.

En un comunicado hecho público hoy, el tribunal aclara que el 8 de octubre de 2008 el juez Garzón dio por concluido este sumario, en el que están procesados Sahin Eren y otras once personas que fueron detenidas en Huelva y Sevilla en julio de 2006 por formar parte de una organización supuestamente dedicada al narcotráfico.

A partir de ese día, el presunto delincuente estuvo cumpliendo ante la Sección Tercera, que preside el juez Alfonso Guevara, la obligación que le impuso Garzón de comparecer diariamente ante la Justicia. Sin embargo, Eren dejó de cumplir las medidas cautelares decretadas por el juez el pasado 13 de febrero, motivo por el cual la Sala acordó, el pasado 24 de febrero, su busca, captura y posterior rebeldía.

La Audiencia Nacional añade que los otros once procesados por esta causa, entre los que también se encuentra Erden Vardar --que fue puesto en libertad en las mismas circunstancias que Eren--, fueron juzgados en abril pasado, "al igual que hará" con el fugado, "una vez sea detenido y puesto a disposición de la Audiencia Nacional".

CADUCÓ LA PRÓRROGA DE LA PRISIÓN PREVENTIVA

Eren y Vardar fueron excarcelados al haber caducado por unos días el plazo para prorrogar en dos años la situación de prisión preventiva en que se encontraban. Según fuentes próximas a Garzón, la detención del grupo de traficantes se produjo en dos días diferentes (10 y 18 de julio de 2006), si bien bien en la 'carpetilla' donde se archivaron las diligencias sólo se hizo constar la segunda fecha.

En enero pasado, la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional acordó, "conforme a la propuesta" realizada en su día por el Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la apertura al juez Baltasar Garzón de un expediente disciplinario por falta leve relacionada con la excarcelación, el pasado mes de julio, de dos presuntos narcotraficantes turcos.

Según informaron hoy a Europa Press fuentes jurídicas, el expediente continúa todavía en manos del presidente de la Sección Séptima de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, José Luis López Muñiz, al que correspondió la instrucción. Su propuesta podría ir desde el archivo del asunto, la amonestación al juez e incluso la fijación de una multa.

El expediente contra Garzón fue incoado a principios del pasado mes de octubre a raíz de la denuncia que presentó el sindicato Manos Limpias contra el magistrado tras conocerse por la prensa la puesta en libertad de los dos presuntos 'narcos'.

En el informe realizado sobre este asunto por el Servicio de Inspección del CGPJ se advertía de la exigencia al juez "de una especial diligencia en el control de los plazos de los sometidos a estas medidas cautelares que, si se infringe, debe conllevar una respuesta disciplinaria".

EXPLICACIÓN DE GARZÓN

En el expediente que valoró el CGPJ el pasado mes de diciembre también constaba la explicación de lo sucedido por parte de Garzón, quien, tras informar de las circunstancias del caso, advirtió de que la denuncia de Manos Limpias se basa en una información periodística a la que reprochaba la "falta de datos relevantes".

No obstante, el magistrado asumía que, en cuanto a titular del Juzgado, él es el único responsable de la situación de los presos preventivos. Igualmente, argumentó que desde la Fiscalía "en ningún momento se advirtió o se avisó del agotamiento del plazo" y que las fechas en las que se produjo este error su Juzgado controlaba un total de 270 presos preventivos, todos "en plazo y debidamente controlados".

La operación policial contra esta organización se realizó en tres fases. En la primera, llevada a cabo el 10 de julio de 2006 en Palos de la Frontera (Huelva), fueron detenidos Eren y Vardar; mientras que la segunda, desarrollada en Sevilla el día 18 de ese mes, finalizó con el encarcelamiento de otras ocho personas, entre las que se encontraba el presunto cabecilla de la red. Otras dos personas fueron arrestadas con posterioridad a estos hechos.