Inician la exhumación de 50 presuntas víctimas del Ejército peruano tras 25 años

  • Lima, 9 mar (EFE).- Forenses peruanos iniciaron hoy en la sierra sur de Perú las labores de exhumación de una fosa común con los restos de unos 50 campesinos, muertos presuntamente a manos de militares en 1984, durante la guerra contra Sendero Luminoso.

Inician la exhumación de 50 presuntas víctimas del Ejército peruano tras 25 años

Inician la exhumación de 50 presuntas víctimas del Ejército peruano tras 25 años

Lima, 9 mar (EFE).- Forenses peruanos iniciaron hoy en la sierra sur de Perú las labores de exhumación de una fosa común con los restos de unos 50 campesinos, muertos presuntamente a manos de militares en 1984, durante la guerra contra Sendero Luminoso.

Al inicio del trabajo que realizan forenses de la medicina legal peruana acudieron un gran número de pobladores de la zona, muchos de los cuales esperan encontrar entre los restos a sus familiares asesinados 25 años atrás, según explicó a Efe el forense Juan Carlos Tello desde el poblado de Huanta, 550 kilómetros al sudeste de Lima.

"De una manera u otra, estos pobladores, que en la época sufrieron aquella lucha (entre el ejército y Sendero) sienten que ya por lo menos se está tomando una acción concreta", afirmó Tello, miembro del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), y que en el proceso de exhumación ejerce las labores de perito de la parte civil.

Según explicó Tello, los trabajos aún se encuentran en su parte preliminar, en la que los forenses trabajan en la zona junto al fiscal de la ciudad de Ayacucho, Andrés Cáceres, para delimitar exactamente que lugar ocupa la fosa común.

Se suma la dificultad de que la fosa se encuentra dentro de un cementerio, ya que los restos fueron trasladados a Huanta tras una primera investigación penal que se realizó hace ya varios años (cerrada por falta de pruebas), y que trasladó los restos desde su fosa original, en la localidad de Pucayacu.

Por ello, Tello explicó que hay que tener mucho cuidado a la hora de delimitar qué restos pertenecen a la fosa común, y cuáles a restos del propio cementerio.

"Se conoce dónde está la fosa, ya que se marcó el lugar con una cruz de cementerio, pero estamos excavando en un cementerio y es posible que haya otras", explicó el perito del EPAF.

Las labores de exhumación tienen como límite de trabajo el próximo 23 de marzo, fecha fijada por el fiscal Cáceres, responsable del proceso judicial que se sigue contra los jefes militares de aquella época en la región.

Este caso es conocido como "Pucayacu", por el poblado donde fueron asesinados y enterrados en un primer momento estos 50 campesinos, a manos de los militares del país andino, señala el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), que investigó los años de la violencia terrorista transcurrida entre 1980 y 2000.

La fiscalía ayacuchana investiga por este caso al ex general Adrián Huamán, jefe político militar de Ayacucho en esa época, así como al ex oficial de la marina Gabilondo García del Barco, al mando de la Base Militar de Huanta cuando ocurrieron los hechos.

Sin embargo, el principal sospechoso de las muertes, el comandante de la marina Álvaro Artaza, se encuentra fuera del caso luego de desaparecer en circunstancias poco claras y ser declarado muerto.

Según la CVR, el conflicto armado interno dejó más de 69.000 muertos a manos de Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) y las fuerzas armadas y policiales peruanas.