Los padres de la niña fallecida en Borriol recurren el archivo y piden la imputación de Fabra

  • Castellón, 13 feb (EFE).- Los padres de la niña fallecida a los siete años en un campamento de verano celebrado en el Club de Campo del Mediterráneo de Borriol han presentado un recurso de reforma contra el auto de archivo de la causa en el que reclaman la declaración en calidad de imputado de Carlos Fabra, presidente del Club.

Los padres de la niña fallecida en Borriol recurren el  archivo y piden la imputación de Fabra

Los padres de la niña fallecida en Borriol recurren el archivo y piden la imputación de Fabra

Castellón, 13 feb (EFE).- Los padres de la niña fallecida a los siete años en un campamento de verano celebrado en el Club de Campo del Mediterráneo de Borriol han presentado un recurso de reforma contra el auto de archivo de la causa en el que reclaman la declaración en calidad de imputado de Carlos Fabra, presidente del Club.

El recurso de reforma reclama además la declaración en calidad de imputado de Luis Fabra, hermano del presidente de la Diputación de Castellón y secretario de la junta del club, del gerente de la instalación, Jaime Ramos, y de la coordinadora de la empresa organizadora del campamento, Rosana Cárcel.

La petición de la práctica de nuevas diligencias busca que se concrete "la responsabilidad" de las "diversas personas que participaron en los hechos", si bien el recurso de reforma señala que "ya ha quedado manifiestamente acreditado que existen elementos probatorios más que suficientes para entender que existen en los hechos claros indicios de responsabilidad penal".

El juzgado número 5 de Castellón emitió el pasado jueves 5 de febrero un auto por el que archivaba esta causa tras no encontrar indicios de delito durante las "numerosas diligencias" practicadas a petición de las partes.

El recurso plantea como pruebas suficientes que el campamento desarrolló sin licencia de actividad, sin plan de seguridad, y sin la adecuación de las instalaciones a la actividad, además de que el personal que vigilaba a los menores no tenía en vigor los contratos laborales ni la titulación exigida por la normativa vigente.

Además, se indica que en el Club de Campo se instalaron "elementos peligrosísimos", "unos maceteros de hormigón de 70 kilos de peso, a 1'30 metros de altura y sin ninguna sujeción, en la zona en la que iban a estar unos niños muy pequeños, precisamente para evitar que ellos accediesen a unos aparatos de aire acondicionado".

Uno de estos maceteros cayó encima de la niña, de siete años, la aplastó, y le causó la muerte, un hecho considerado "evitable" por los demandantes.

"Esos maceteros eran un elemento sumamente peligroso y jamás debieron ser instalados por el club de campo precisamente en la zona de juegos de los niños durante el campamento de verano", indica el recurso de reforma.

Además, los demandantes creen "imposible" que ninguna de las dos monitoras que declararon en calidad de imputadas tuvieran a la vista el lugar del accidente porque "no presenciaron la cadena de hechos que condujeron al fatal desenlace, ni se enteraron de su producción hasta que el primo de María, Víctor, de cinco años de edad, fue corriendo a avisarlas de que el macetero había caído sobre su prima".