Un turista pasa cinco días en prisión en Granada tras ser confundido con otra persona que estaba en busca y captura

GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

Un turista de 30 años que había decidido pasar sus vacaciones de Semana Santa en Granada ha pasado por error cinco días en la cárcel de Albolote (Granada) tras ser confundido con otra persona, con la que sólo compartía el apellido, y que estaba en busca y captura por orden de la Audiencia Nacional.

El Juzgado de Instrucción 3 de Granada, de guardia el pasado Jueves Santo, fue el que decretó el ingreso en prisión de Juan Enrique T.M., que fue detenido en un hotel granadino por la Policía Nacional, que cumplía la requisitoria dictada, informaron a Europa Press fuentes judiciales.

El error podría haber partido de la propia Audiencia Nacional o de la Policía Nacional, por un fallo en el registro, puesto que el juzgado granadino sólo se limitó a hacer cumplir la orden, que en realidad iba destinada a otro hombre que ya permanece interno en una cárcel de Castellón.

Un cúmulo de coincidencias han derivado en que Juan Enrique haya permanecido en la cárcel, puesto que el juzgado se pone en contacto habitualmente, aunque no sea su obligación, con el órgano judicial que ha emitido la orden para comprobar por teléfono los datos de la persona que debe ingresar en el centro penitenciario, pero este trámite no se pudo llevar a cabo porque el día de los hechos era festivo y no había nadie en la Audiencia Nacional para la verificación, que tuvo que retrasarse hasta este lunes, día en que quedó en libertad.

La noticia la avanza hoy el diario 'La Opinión de Granada', que señala que durante los cinco días, Juan Enrique, funcionario en un hospital, permaneció en el módulo de ingresos de la prisión de Albolote, donde recibió un "trato fatal" por parte de los funcionarios.

"Me pellizcaba continuamente en la celda porque creía que estaba en mitad de una pesadilla", ha dicho Juan Enrique, que ha anunciado que exigirá responsabilidades por la "falta de diligencia de la Policía Nacional, la juez que me envió a la cárcel y quienes elaboraron la ejecutoria de búsqueda y captura", por lo que prevé demandar a los culpables del error, que le han hecho vivir una "prisión granatensis".