Absuelto un vendedor de ropa de imitación porque su "deficiente calidad" impide confundirla con el original

SANTANDER, 15 (EUROPA PRESS)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha absuelto al vendedor de ropa de imitación en el mercado de Cabezón de la Sal porque la "mala calidad" de sus productos impedía confundirlos con sus originales.

Según relata la sentencia hecha pública hoy, en octubre de 2005 se le intervinieron al acusado 34 pares de zapatillas deportivas de imitación de otras marcas, por un valor total que ascendía a 3.675 euros.

Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander le condenó a seis meses de prisión por un delito contra la propiedad intelectual, además de a la indemnización a las marcas perjudicadas.

Sin embargo, tras presentarse recurso, la Audiencia Provincial entiende que la "deficiente calidad" de las zapatillas "demuestra que son una mala imitación que en modo alguno puede confundirse con el original".

También señala que al acto del juicio no compareció el perito que realizó el informe sobre los productos de una de las marcas, por lo que no se puede tener por acreditada la copia, además de sostener que el acusado desconocía que las zapatillas fueran imitación de originales.

Asimismo, incide en que la acusación es de delito contra la propiedad intelectual, que implica la reproducción, plagio o distribución de una obra sin el permiso de los titulares, algo que no se corresponde con lo que hizo, vender ropa deportiva de imitación de marcas registradas sin la autorización de sus propietarios.