Alfonso Díez confirma que fue Cayetana quien decidió no casarse

MADRID, 25 (OTR/PRESS) Es uno de los hombres más buscados por la prensa del corazón. Alfonso Díez es un habitual de las páginas del papel cuché desde que se conoció su polémica relación con la Duquesa de Alba y, ahora, habla para la revista '¡Hola!' dando, por primera vez, detalles de su relación con Cayetana. Preguntado por esa boda que anunciaron y que nunca llegó a producirse, Díez explicó que fue la propia Duquesa la que decidió no casarse, por el momento, ya que no anuló el enlace sino que le pidió un aplazamiento. "Cayetana a mi no me dijo 'no hay boda'. Lo que me dijo fue que qué me parecía si la aplazábamos. Le respondí: 'me parece estupendo'", asegura el funcionario quien apunta que esta decisión de la Duquesa se debe a que "todo se le vino encima" y a "toda la presión en la que se vio envuelta". "Nadie sabe lo que ha pasado esa mujer en este año. Otra persona que no tuviera la naturaleza y la fuerza interior que ella tiene no lo hubiera aguantado", defiende Díez a su pareja. Por ello, a Alfonso no le pareció mal esta decisión, según él, su única preocupación era el disgusto "tan grande que ella tenía" por la forma en que se había producido todo. A lo que se refiere con estas palabras es a la actitud de los hijos de la Duquesa ante esta relación. Ninguno de ellos ha apoyado el romance entre su madre y Díez, algo que, en un principio, el propio Alfonso entendía, aunque ahora dice sentirse algo molesto con ellos. "Al principio yo les entendía, pero después ya no me lo explico tanto, porque estamos hablando de su madre y desde que hemos empezado a estar juntos es una mujer con ilusión", critica. Aún así, él ha intentado fomentar el diálogo con ellos, pero asegura que nunca ha habido "una cara a cara". "He hablado con alguno, pero por teléfono", declara mientras explica que la intención era quedar con alguno de ellos, pero ésto nunca sucedió. En dicha conversación telefónica, el hijo de la Duquesa, del que no ha dado el nombre, le hizo varias preguntas. Quería saber cómo había llegado la pareja hasta ese punto. "Me decía que era un disparate lo que estábamos haciendo a estas alturas y el que su madre se volviera a casar", explica. Preguntado sobre su respuesta Díez señala: "Le respondí que principalmente ese asunto con quien tenía que hablarlo era con ella más que conmigo, porque yo en ningún momento he querido interferir en la parte referente a madre e hijos o hijos y madre. Por este motivo, no ha podido acudir al hospital en las últimas semanas, después de la operación de Cayetana en Sevilla. Además, suele ir y volver en AVE desde Madrid hasta la capital hispalense en el mismo día y siempre por semana cuando quiere verla, ya que, explica, no quiere arriesgarse a que los hijos visiten a la Duquesa durante el fin de semana, lo que sería un momento bastante incómodo para él y para la propia Cayetana. DESCRIBIENDO A CAYETANA Pero en su relación con Cayetana no sólo ha habido malos momentos, ambos son muy felices, dice. A la pregunta de si está enamorado de la Duquesa, Alfonso responde: "La quiero muchísimo. La quiero porque para mi es un privilegio quererla. La gente no sabe como es Cayetana. para mi es un privilegio estar a su lado". Durante la entrevista no escatima en piropos hacia su pareja a la que describe como la mujer "más inteligente, intuitiva y la más divertida". En cuanto a lo que él ha aportado a la vida de Cayetana, Díez asegura "le he dado alegría, ilusión y ganas de seguir coméndose el mundo". En cuanto a lo que recibe de ella, señala: "ella me ha dado actividad y movimiento".