Allanan las oficinas de un ex ministro chileno de Defensa por el caso "Mirage"

  • Santiago de Chile, 7 may (EFE).- La policía chilena allanó hoy las oficinas del ex ministro de Defensa Patricio Rojas, en el marco de una investigación por el presunto pago de comisiones ilegales en la compra de una partida de aviones de combate Mirage a Bélgica, en los años 90.

Allanan las oficinas de un ex ministro chileno de Defensa por el caso "Mirage"

Allanan las oficinas de un ex ministro chileno de Defensa por el caso "Mirage"

Santiago de Chile, 7 may (EFE).- La policía chilena allanó hoy las oficinas del ex ministro de Defensa Patricio Rojas, en el marco de una investigación por el presunto pago de comisiones ilegales en la compra de una partida de aviones de combate Mirage a Bélgica, en los años 90.

Detectives de la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones registraron las oficinas por orden del juez Omar Astudillo, que ha procesado por este caso a cuatro oficiales retirados de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), entre ellos el ex jefe de la institución, general Ramón Vega.

Patricio Rojas fue ministro de Defensa en el gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994), durante el cual se gestionó la compra a Bélgica de 25 cazabombarderos "Mirage" usados, en 109 millones de dólares, operación que se concretó a mediados de 1994, cuando en Chile ya gobernaba el presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-2000).

En Bélgica surgió después la versión de que unos 15 millones de dólares habían sido pagados en comisiones ilegales, lo que fue admitidas por el general Jacques Lefebvre, que posteriormente se suicidó.

Las oficinas allanadas corresponden a la Corporación de Estudios Estratégicos (CEES), creada por Patricio Rojas después de ser ministro, junto a quien fue su jefe de gabinete, Bartolomé Dezerega, y dedicada a asesorías en materia de Defensa.

En algunas de esas asesorías ha participado también el ex jefe de la Fuerza Aérea Ramón Vega, procesado por el caso.

A Dezerega, posteriormente, se le descubrió una cuenta de tres millones de dólares en el banco Espíritu Santo, de Miami, en parte sin justificación legal, según fuentes de la investigación.

Específicamente, según las fuentes, la justicia belga identificó dos depósitos, por 98.301 y 85.052 dólares, originados presuntamente en la venta de los aviones.

El pasado abril, Patricio Rojas compareció ante una comisión de la Cámara de Diputados que investiga el caso y señaló que el gobierno de Eduardo Frei es el que debería responder si hubo irregularidades en la compra de los cazabombarderos, pues tuvo la oportunidad de haber anulado la operación y no lo hizo.

Rojas llegó hoy a sus oficinas mientras eran registradas por la policía, pero no hizo declaraciones a los periodistas.

El allanamiento de hoy coincidió hoy con la comparecencia ante la comisión parlamentaria del actual ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, quien en 1994 sucedió a Rojas en el Ministerio de Defensa.

Pérez Yoma refutó a su antecesor y subrayó que la decisión y los contratos para adquirir los 25 Mirage se realizaron durante el gobierno de Patricio Aylwin y que durante su gestión sólo se concretó la operación.

"Esta argumentación (de Rojas) me parece francamente ridícula (...) no había razón para retractarse porque la FACH dijo que eran los mejores aviones", señaló el actual jefe del gabinete ministerial de Michelle Bachelet.

Agregó que detener la compra en ese momento, "era resorte exclusivo de una sola persona, del comandante de la Fuerza Aérea (Ramón Vega), él debía estimar si nos encontrábamos ante una decisión correcta o no"

Puntualizó, que en el caso de anular la compra, el Fisco chileno habría tenido que pagar más de 14 millones de dólares como compensación a la parte vendedora e insistió en endosar la responsabilidad de todo al general Vega.

"Todos los documentos que precedieron la compra estuvieron tramitados por la Fuerza Aérea, es decir, el control de la adquisición y la tramitación estuvieron siempre, como corresponde, controlados por el mando militar aéreo", dijo.

Vega ha defendido su inocencia señalando que a la FACH sólo le correspondió elaborar informes técnicos sobre los aviones y que toda la operación fue gestionada y decidida por el gobierno.

Pérez Yoma dijo ante la Comisión que nunca tuvo la intención de revertir el proceso de compra: "no me pareció razonable ni lógico, me parecía que las razones que me había dado la FACH para comprar esos aviones eran netamente necesarias, los aviones se necesitaban", manifestó.