Comienza el juicio contra el ex presidente israelí Katzav, acusado de violación

  • Jerusalén, 14 may (EFE).- El ex presidente del Estado de Israel Moshé Katzav se enfrenta hoy a la justicia en un juicio en el que está imputado de los delitos de violación, agresión sexual y actos indecentes a empleadas que trabajaron bajo su responsabilidad.

Comienza el juicio contra el ex presidente israelí Katzav, acusado de violación

Comienza el juicio contra el ex presidente israelí Katzav, acusado de violación

Jerusalén, 14 may (EFE).- El ex presidente del Estado de Israel Moshé Katzav se enfrenta hoy a la justicia en un juicio en el que está imputado de los delitos de violación, agresión sexual y actos indecentes a empleadas que trabajaron bajo su responsabilidad.

Katzav llegó esta mañana al tribunal del distrito de Tel Aviv que lo juzgará insistiendo en su inocencia, en un caso que despierta enorme expectación mediática, y por el que se vio obligado a renunciar al cargo hace dos años.

"Nos enfrentamos a una lucha dura y difícil para limpiar mi nombre. Prometo una vez más que con la ayuda Dios, demostraré mi inocencia", manifestó Katzav a su entrada en el tribunal.

El ex mandatario israelí está acusado de dos casos de violación, actos y asaltos indecentes, y abuso de poder contra varias empleadas de su oficina cuando se desempeñaba como ministro de Turismo en los años noventa.

También afronta cargos de acoso sexual al menos a una subordinada cuando sirvió como presidente, así como de obstrucción a la justicia, según indicó el Ministerio de Justicia israelí.

Al menos 56 testigos han sido llamados a declarar en el juicio, entre los que se incluyen las demandantes y varios cargos públicos, agregó el citado ministerio.

Katzav, que en 2007 se vio obligado a apartarse del cargo por las sospechas, ha defendido en todo momento su inocencia y acusado a la prensa de haber lanzado una campaña de "linchamiento mediático" contra él.

En 2008, el Tribunal Supremo de Israel respaldó un acuerdo alcanzado un año antes fuera de los tribunales entre la Fiscalía y el ex presidente israelí por el que se le eximía de los dos delitos de violación, penados con prisión.

En ese acuerdo, Katzav era acusado únicamente de haber abrazado y acariciado a una de sus funcionarias cuando era ministro de Turismo, a finales de los años noventa, y de haberla besado en los labios.

También estaba imputado por haber besado en el cuello y abrazado a otra funcionaria, esta vez siendo presidente de Israel entre 2000 y 2007, en lo que él calificó de "gestos de amistad" y no "expresiones sexuales".

Katzav fue presidente del Estado judío entre 2000 y 2007, año en el que fue relevado en el cargo por Simón Peres.