Comienza en Argentina el juicio contra un represor en medio de la polémica por el acceso de la prensa

  • Buenos Aires, 10 feb (EFE).- Un tribunal argentino comenzó a juzgar hoy al general retirado Jorge Olivera por 120 secuestros y desapariciones de la última dictadura militar en medio de protestas por las restricciones al ingreso de la prensa a los tribunales.

Comienza en Argentina el juicio contra un represor en medio de la polémica por el acceso de la prensa

Comienza en Argentina el juicio contra un represor en medio de la polémica por el acceso de la prensa

Buenos Aires, 10 feb (EFE).- Un tribunal argentino comenzó a juzgar hoy al general retirado Jorge Olivera por 120 secuestros y desapariciones de la última dictadura militar en medio de protestas por las restricciones al ingreso de la prensa a los tribunales.

En el proceso, que abarca un total cuatro homicidios y 242 privaciones ilegales de la libertad de personas que en su mayoría siguen desaparecidas, también figuran como imputados otros cinco represores del régimen que gobernó el país de 1976 a 1983.

Por decisión del Tribunal Oral Federal 5, en la primera etapa del juicio declararán cientos de testigos de casos que involucran sólo a Olivera, el principal imputado y quien fue segundo comandante del Primer Cuerpo del Ejército.

El general retirado, de 82 años, y quien está libre al igual que los otros cinco acusados, debió acudir a la audiencia en la que se le leerán los cargos en su contra debido a que hasta ahora había esgrimido problemas de salud para no presentarse.

Miembros de organizaciones de derechos humanos y representantes de medios de prensa se reunieron a las puertas de los tribunales para repudiar la decisión de los jueces de vedar el ingreso de los medios de comunicación a la sala de audiencias.

A raíz de las protestas que generó esta medida, intervino la Corte Suprema de Justicia y el tribunal autorizó la presencia de un fotógrafo de la agencia oficial Télam y de un camarógrafo del estatal Canal 7 de televisión en la primera jornada del juicio.

A Olivera, que es considerado uno de los mayores responsables de la represión ilegal en Buenos Aires, se le imputa la desaparición del escritor argentino Haroldo Conti y de los legisladores uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, entre otros casos.

El resto de los acusados por un total de 154 secuestros durante la dictadura son los generales Rodolfo Enrique Wehner y Teófilo Saá, además de los coroneles Humberto José Lobaiza, Felipe Jorge Alespeiti y José Menéndez.

Fuentes judiciales calcularon que recién en abril próximo comenzará la etapa del proceso en la que se ventilarán los crímenes cometidos por estos cinco represores, que ocupaban eslabones intermedios en la cadena de mandos del Primer Cuerpo del Ejército.

Según estimaciones oficiales, durante la dictadura hubo 18.000 desaparecidos, pero los organismos de derechos humanos señalan que en realidad las víctimas fueron 30.000.