Condenado a 22 años por el asesinato de la menor Fabiola, en Tenerife

  • Santa Cruz de Tenerife, 19 mayo (EFE).- El magistrado del jurado popular que la semana pasada consideró a Héctor Fabio Franco culpable de la muerte de la niña de 15 años Fernanda Fabiola Urzúa, ocurrida el 26 de julio en el municipio tinerfeño de Arona, ha condenado al acusado a 22 años de prisión.

Condenado a 22 años por el asesinato de la menor Fabiola, en Tenerife

Condenado a 22 años por el asesinato de la menor Fabiola, en Tenerife

Santa Cruz de Tenerife, 19 mayo (EFE).- El magistrado del jurado popular que la semana pasada consideró a Héctor Fabio Franco culpable de la muerte de la niña de 15 años Fernanda Fabiola Urzúa, ocurrida el 26 de julio en el municipio tinerfeño de Arona, ha condenado al acusado a 22 años de prisión.

Así lo informó hoy a Efe el abogado de la acusación particular ejercida por la familia de la niña, Eduardo Silgo, quien añadió que se ha considerado que el asesinato fue con alevosía y ensañamiento.

El jurado popular de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife consideró por unanimidad que Héctor Fabio Franco golpeó de forma reiterada a la niña con piedras y que hubo ensañamiento, mientras que no consideró probado que el acusado declarase los hechos y que con ella facilitase la investigación.

El Ministerio Fiscal pidió 22 años de prisión para Héctor Fabio Franco; la acusación particular en representación del padre de la niña, y la acusación popular, en nombre del Instituto Canario de la Mujer, pidieron 25 años de cárcel por un delito de asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento.

La defensa pidió para el acusado veinte años de prisión.

El jurado consideró probado que los hechos se produjeron cuando la niña de origen chileno, que había pasado la tarde con unas amigas en la plaza de El Fraile, se dirigió a su casa pasadas las 21,00 horas.

La niña fue por un camino de tierra, en el que se encontró con Héctor Fabio Franco, de origen colombiano, quien la invitó a subirse a su coche y propuso mantener relaciones sexuales, a lo que la menor se negó.

De acuerdo con el relato de los hechos, Héctor Fabio tapó la boca de la niña y la dejó inconsciente para luego ir en su coche hacia un camino de tierra semiabandonado, pero fue visto por una persona que durante el juicio declaró que oyó gritos pidiendo ayuda.

Héctor Fabio Franco tiró a la menor por un barranco y la golpeó con piedras, lo que produjo a la niña fracturas como la del hueso occipital.

Según los informes forenses, la joven murió por asfixia aunque esta circunstancia es compatible con que las lesiones que tenía las recibiese en vida, pues se encontró mucha sangre en la cabeza de la menor.

El detenido ocultó el cuerpo con piedras y al día siguiente, ante el dispositivo policial, trasladó el cuerpo a unos cien metros de distancia del primer lugar para enterrarla mejor.

La detención de Héctor Fabio se produjo después de que varias personas declarasen que habían visto su coche en el camino de tierra a la hora en la que desapareció Fernanda.

Héctor Fabio Franco culpó en un principio de la muerte de la niña a un compañero de trabajo, pero después reconoció que la había dejado inconsciente y que la había tirado por un barranco

Ante la Guardia Civil testificó que golpeó la cabeza de la niña con piedras, algo que negó durante la vista.

Otro de los aspectos que negó el acusado es que se produjera una agresión sexual y que supusiera un peligro para las jóvenes, tal y como, según dijo uno de los investigadores del caso, confesó al ser detenido.