EE.UU. dice que la acusación de espionaje contra la periodista estadounidense es "infundada"

  • Washington, 9 abr (EFE).- El Gobierno de EE.UU. dijo hoy que el cargo de espionaje presentado por Irán contra la periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberi es "infundado", y volvió a pedir a Teherán que la libere como un "gesto humanitario".

EE.UU. dice que la acusación de espionaje contra la periodista estadounidense es "infundada"

EE.UU. dice que la acusación de espionaje contra la periodista estadounidense es "infundada"

Washington, 9 abr (EFE).- El Gobierno de EE.UU. dijo hoy que el cargo de espionaje presentado por Irán contra la periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberi es "infundado", y volvió a pedir a Teherán que la libere como un "gesto humanitario".

El portavoz en funciones del Departamento de Estado, Robert Wood, expresó en su rueda de prensa la "profunda preocupación" del Gobierno por el anuncio de Irán de que Roxana Saberi ha sido acusada de espionaje".

"Este cargo es infundado. No tiene fundamento", afirmó.

"Lo que queremos ver que haga Irán es liberar a Roxana Saberi para que pueda volver a juntarse con su familia", agregó.

El portavoz explicó que el Gobierno estadounidense está "siguiendo este asunto muy, muy de cerca".

Wood señaló que no da demasiado crédito a la versión iraní de que la periodista habría admitido haber realizado actividades de espionaje.

"No voy a dar a esto mucho crédito", afirmó, y reiteró que lo que quiere Estados Unidos es "verla liberada como un gesto humanitario" por parte de Irán.

La semana pasada, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, entregó a las autoridades iraníes una carta en la que explicaba que la liberación de Saberi y la de un supuesto agente norteamericano desaparecido hace más de dos años en la isla iraní de Kihs sería entendido como un gesto de buena voluntad.

Ante la ausencia de una respuesta, el miércoles volvió a pedir en declaraciones a la prensa la pronta liberación de la periodista, y expresó su "profunda preocupación" por la acusación.

Los padres de la periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberi, detenida hace casi dos meses, visitaron el lunes a su hija en la cárcel.

Saberi fue arrestada a finales de enero, supuestamente por seguir trabajando en la república islámica, después de que sus credenciales hubieran expirado.

La periodista, de 31 años, de padre iraní y madre japonesa, tiene doble nacionalidad y se trasladó a Irán hace seis años, donde ha trabajado como colaboradora de medios como la televisión británica BBC y las emisoras estadounidenses NPR y Fox News.