El ex alcalde de Collbató acepta 5 años de cárcel por malversar 76.426 euros

  • Barcelona, 26 may (EFE).- El ex alcalde de Collbató (Barcelona), Francisco Javier Raventós, ha aceptado hoy una pena de cinco años de cárcel y ocho de inhabilitación por malversar 76.426 euros durante su etapa al frente del ayuntamiento, entre 2001 y 2003, cuando abusó de su cargo para obtener dinero del erario público.

El ex alcalde de Collbató acepta 5 años de cárcel por malversar 76.426 euros

El ex alcalde de Collbató acepta 5 años de cárcel por malversar 76.426 euros

Barcelona, 26 may (EFE).- El ex alcalde de Collbató (Barcelona), Francisco Javier Raventós, ha aceptado hoy una pena de cinco años de cárcel y ocho de inhabilitación por malversar 76.426 euros durante su etapa al frente del ayuntamiento, entre 2001 y 2003, cuando abusó de su cargo para obtener dinero del erario público.

En el juicio celebrado hoy en la Audiencia de Barcelona, el ex alcalde ha llegado a un acuerdo con la fiscalía, que de esta forma ha rebajado su petición inicial de diez años de cárcel y 14 de inhabilitación por sendos delitos de malversación y falsedad documental a cinco años de cárcel y ocho de inhabilitación por un delito de malversación con concurso de falsedad documental.

Por el momento, Francisco Javier Raventós no ingresará en la cárcel, ya que, según ha anunciado su abogado, retornará la cantidad malversada y además pedirá un indulto, de forma que hasta que no se resuelva esta petición de suspensión de pena quedará en libertad.

El ex alcalde ha aceptado el relato de la fiscalía, que sostiene que durante los años en los que estuvo al frente del Ayuntamiento, entre 2001 y 2003, abusó de la posición que ocupaba para tomar del erario público un total de 76.426 euros, que ahora deberá devolver.

El acuerdo de conformidad alcanzado hoy entre las partes supone que el ex alcalde ha aceptado que obtuvo el dinero de forma fraudulenta a través de dos procedimientos, ya que por una parte pidió a funcionarios del departamento de contabilidad que le hicieran entrega de diversas cantidades en efectivo con carácter previo a su justificación, que nunca llegó a acreditar.

Con este primer mecanismo fraudulento, el ex alcalde se quedó para su uso personal con 7.982 euros del erario público.

Los 68.444 euros restantes los obtuvo ordenando la confección de mandos de pago a favor de distintos acreedores de la corporación local, lo que le permitió obtener en metálico la totalidad o parte de este dinero bajo el pretexto de su entrega en mano al destinatario, que nunca llegó a recibir el dinero o no lo hacía en su totalidad.

Para justificar estas partidas ante el departamento de contabilidad, el ex alcalde consignó además de forma falsa en algunas ocasiones la firma de algunos de los acreedores.

Al inicio del juicio, cuando ambas partes ya habían logrado el acuerdo en los pasillos de la Audiencia, el ex alcalde ha admitido ante el juez el relato de los hechos expuesto por el fiscal, por lo que la sección séptima tendrá que redactar ahora la sentencia condenatoria, de cinco años de cárcel y ocho de inhabilitación, en base al pacto de conformidad.

El Ayuntamiento de Collbató, que también se ha había personado en la causa, ha mostrado su satisfacción por este acuerdo ya que, según ha explicado la alcaldesa, Josefina Martínez, su objetivo no era que el ex alcalde, que aún vive en la localidad, entrara en la cárcel -lo que no hará si logra el indulto-, sino que devolviera el dinero y que fuera inhabilitado para cargo público.