El fiscal jefe de Jaén ve "lógico" el indulto de la pena de alejamiento de la madre que abofeteó a su hijo

JAÉN, 14 (EUROPA PRESS)

El fiscal jefe de Jaén, José María Casado, consideró hoy que la decisión del Consejo de Ministros de indultar la pena de alejamiento que se impuso a una mujer de la localidad jiennense de Pozo Alcón por abofetear a uno de sus hijos es "lo lógico".

En declaraciones a Europa Press, Casado recordó que el fiscal ya se mostró favorable a ese indulto y que es una medida "positiva" para este caso, ya que el alejamiento hubiera sido perjudicial para este menor.

En cualquier caso, el fiscal jefe apuntó que el problema reside en que el Código Penal obliga a aplicar la pena de alejamiento cuando se da una condena de estas características, son aspectos indisociables y el juez no puede elegir entre aplicarla o no, solamente puede decretarla porque así está establecido legalmente.

Esto significa que el caso de esta madre de Pozo Alcón se puede volver a plantear no una, sino muchas otras veces mientras que la medida de alejamiento no sea potestativa para el magistrado, según analizó.

El Consejo de Ministros adoptó esta decisión el pasado 8 de abril y se la comunicó a la Audiencia Provincial de Jaén por telegrama. Con respecto a la privación de libertad a la que también fue condenada, estas mismas fuentes incidieron que el indulto no se pronuncia al respecto ya que esa pena ya está suspendida por un plazo de años.

Ahora el Real Decreto de este indulto parcial tiene que salir publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y, a partir de esa fecha, se mantendrá vigente siempre y cuando en un plazo de dos años no cometa delito doloso alguno.

Ante esta decisión, el abogado de la familia, Ignacio Amor, se mostró muy satisfecho tras conocer la noticia con la que "termina el proceso judicial", toda vez que la pena de prisión a la que también había sido condenada quedará en suspensión al ser inferior a dos años y carecer de antecedentes penales.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Jaén fue la que propuso el indulto a esta madre en lo referido a la condena de un año de alejamiento que le fue impuesta por estos hechos, al considerar que esta prohibición puede ser perjudicial para sus dos hijos. Al mismo tiempo, la Audiencia la condenó a 67 días de prisión y, en aplicación del Código Penal, le impuso un alejamiento de 432 días sin aproximarse al menor.

Los hechos se desarrollaron el 6 de octubre de 2006, cuando María del Saliente A.M. estaba en su domicilio de Pozo Alcón y recriminó a su hijo que tenía diez años de edad porque no había hecho los deberes del colegio, a lo que este le respondió tirándole una zapatilla y corriendo a encerrarse en el cuarto de baño.

La madre fue tras el pequeño y, pese a la oposición del menor, consiguió abrir la puerta, lo que hizo que el niño cayera al suelo; fue entonces cuando la mujer le levantó agarrándole del cuello, dándole seguidamente un tortazo por detrás en la cabeza que hizo que se golpeara la nariz y sangrara.