El fiscal pide una multa de 10.800 euros para un alcalde que llamó corrupto al Rey

  • Madrid, 31 may (EFE).- La Audiencia Nacional juzgará el próximo martes al alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso (IU), por un delito de injurias graves al Rey al calificarle de "corrupto" en un discurso pronunciado el 14 de abril de 2008, hechos por los que la Fiscalía pedirá para él una multa 10.800 euros.

El fiscal pide una multa de 10.800 euros para un alcalde que llamó corrupto al Rey

El fiscal pide una multa de 10.800 euros para un alcalde que llamó corrupto al Rey

Madrid, 31 may (EFE).- La Audiencia Nacional juzgará el próximo martes al alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso (IU), por un delito de injurias graves al Rey al calificarle de "corrupto" en un discurso pronunciado el 14 de abril de 2008, hechos por los que la Fiscalía pedirá para él una multa 10.800 euros.

Será el Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, cuyo titular es el magistrado José María Vázquez Honrubia, el órgano competente que juzgará al alcalde de Puerto Real ya que la pena por el delito de injurias graves al Rey no supera los 2 años de cárcel.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal Pedro Rubira, los hechos ocurrieron en el transcurso de un acto de conmemoración del 77º aniversario de la proclamación de la Segunda República celebrado el 14 de abril del año pasado en la casa de la cultura de la localidad gaditana de Los Barrios.

En ese evento, Barroso profirió públicamente "expresiones gravemente ultrajantes e injuriosas manifiestamente ofensivas" contra el Rey, "en su condición de Jefe del Estado", y para otros miembros de la familia real.

El fiscal sostiene que de las informaciones periodísticas y grabaciones del acto se desprende que Barroso es autor de expresiones tales como "el Borbón es el hijo de un crápula", "el Rey es de naturaleza corrupta porque lo es de condición, pero también lo es en lo personal" o "el Borbón de condición deleznable, el presente no es menos deleznable de lo que su padre fue".

"Al Borbón, si algo hay que aplicarle, sería la ley de extranjería y no a ningún emigrante que viene a construir este país. El Borbón forma parte de la parte más oprobiosa de la historia de este país y es algo de lo que nos debemos avergonzar, y al Borbón, aunque no le colguemos con los intestinos de los obispos, lo tendremos que echar más temprano que tarde, de forma democrática", manifestó el alcalde.

Además, añade el fiscal, Barroso también se refirió a la familia del Rey y aseguró que "el Rey y su caterva de adscritos a la familia real son inimputables", lo que, a su juicio, significa que "este país no es aún democrático".

En su discurso, el alcalde de Puerto Real acusó a "los poderes mediáticos de este país que ocultan la condición deleznable de la monarquía" y "retó" a los medios de comunicación a publicar "la condición corrupta del Jefe del Estado".

Para el Ministerio Público, las frases referidas por el alcalde son "ofensivas, impropias, injustas y oprobiosas" y expresan un "evidente menosprecio" al Rey y a la institución que representa porque, según sostiene en su escrito, el derecho fundamental de la libertad de expresión no ampara ni legitima este comportamiento.

Por ello, el fiscal considera a Barroso autor de un delito de injurias graves al rey y solicita la pena de una multa de 12 meses a razón de una cuota diaria de 30 euros (10.800 euros).

El pasado viernes varios miembros de Izquierda Unida y el PCE mostraron su apoyo al alcalde, denunciaron lo que consideran un ataque directo de la Fiscalía a su defensa de la III República y criticaron que no se juzguen otras manifestaciones más graves.

Por su parte, Barroso consideró como aspectos positivos de este asunto la oportunidad de llegar a la opinión pública, que tiene una imagen "edulcorada" del Rey, y demostrar que IU tiene un alcalde sentado en el banquillo "pero no por corrupción".