El militar detenido en Granada por propaganda yihadista es un soldado de la Base de Armilla del Ejército del Aire

Sus compañeros no percibieron ningún comportamiento que desvelara carácter islamista e incluso algunos dudan de que sea musulmán MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El militar detenido esta mañana en Granada por difundir en Internet vídeos de contenido yihadista, Christian Peso Ruiz Coello, es un soldado profesional del Ejército del Aire destinado en la actualidad en la Base Aérea de Armilla, situada en la misma provincia y sede del Ala 78 de la Fuerza Aérea, la encargada de la instrucción de pilotos de helicópteros, confirmaron a Europa Press fuentes militares. Las fuentes consultadas indicaron que los compañeros de unidad del arrestado no habían percibido antes de su detención ningún tipo de comportamiento que revelara su supuesto carácter yihadista y algunos de ellos aseguraron que desconocían incluso que él y su novia fueran musulmanes y practicantes de esa religión. Los compañeros de armas del soldado arrestado esta mañana mantienen además que Peso Ruiz Coello carece de antecedentes penales por haber realizado actividades como las que ahora se le imputan y que han provocado el arresto de la pareja. Según fuentes fiscales consultadas por Europa Press, el soldado de 23 años elaboraba composiciones propias a partir de imágenes de distintas páginas radicales, que editaba, trataba y colgaba en sitios públicos de la red. Las mismas fuentes señalaron que en las imágenes que elaboraba el arrestado no aparecían tanto actos violentos o entrenamientos, como llamadas a la Yihad global. Por el momento, se investiga si pudiera haber cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo o apología del terrorismo. No obstante, también se estudia si los detenidos tienen alguna conexión con otros elementos radicales. El caso, investigado por la Comisaría General de Información en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Granada, está bajo la supervisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que se encontraba de guardia esta semana.