ETA.- El fiscal pide que se confirme la absolución de Olarra Guridi por el atentado de 2001 en Rosas (Gerona)

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El fiscal del Tribunal Supremo solicitó hoy que se confirme la sentencia absolutoria dictada el pasado mes de noviembre por la Audiencia Nacional contra el dirigente etarra Juan Antonio Olarra Guridi por el asesinato con coche bomba de un mosso d'Escuadra cometido por la banda terrorista en marzo de 2001 en Rosas (Gerona), puesto que dicho tribunal no tuvo en su momento pruebas suficientes para condenarle. Durante la vista pública celebrada hoy ante la Sala Segunda del alto tribunal, el representante del Ministerio Público dirigió su pésame al padre de la víctima, presente en la sala, y destacó la labor realizada por el cuerpo de los Mossos, si bien reconoció que un tribunal "necesita pruebas" y en este caso no se encontraron elementos probatorios suficientes para fundamentar una condena. La vista se celebraba a requerimiento de la acusación particular, representada en nombre de la familia del fallecido por el abogado José María Fuster Fabra, y de la Generalitat de Catalunya, representada por la letrada Lidia Lajara. Ambas partes defendieron la condena de Guridi por estos hechos, al igual que ya lo fue en su día su compañera en la dirección de comandos, Ainoa Múgica, y los autores materiales del atentado Aitor Olaizola y Eider Pérez. RESPONSABILIDAD CIVIL. Fabra recordó que los responsables de la colocación del coche bomba señalaron a Guridi y a Múgica en sus declaraciones ante la Guardia Civil y ante el juez instructor, y que con esos mismos elementos probatorios la segunda fue encontrada culpable en su día por la Audiencia Nacional. Reclamó que se declare la responsabilidad civil de Guridi por los hechos y se indemnice por ello a la familia del mosso asesinado con 900.000 euros. Esta parte basó su argumentación en el contenido del voto particular a la sentencia de la Audiencia Nacional emitido por uno de sus magistrados, Nicolás Poveda, que discrepó del resto de la Sala al considerar que había prueba suficiente para condenar, puesto que se demostró que Guridi y los dos etarras ya condenados por poner el coche bomba mantuvieron una reunión donde pudo ordenarse el atentado. Por su parte, Lajara planteó que la sentencia de la Audiencia Nacional no hizo expresa declaración de determinados hechos que quedaron acreditados durante la vista oral e incriminaban a Guridi, como que Olaizola y Pérez estuvieran buscando por orden de aquel hoteles para atentar por la Costa Brava. Alegó también una errónea valoración de la prueba por parte del tribunal de instancia. El fiscal contestó a estos argumentos insistiendo en no se presentó prueba suficiente contra Guridi y en que la jurisprudencia tanto del Tribunal Supremo como del Constitucional reitera que anteriores sentencias no vinculan al tribunal que está juzgando unos hechos determinados. La Sala que revisa este caso está integrada por los magistrados Joaquín Giménez, Andrés Martínez Arrieta, Enrique Bacigalupo, Manuel Marchena y Francisco Monterde, siendo este último el ponente de la resolución que se dictará en los próximos días.