Fujimori reserva "una sorpresa" en la intervención final de su juicio

  • Lima, 26 feb (EFE).- El ex presidente peruano Alberto Fujimori, procesado desde hace 14 meses por atropellos a los derechos humanos, reserva "una sorpresa" en su intervención final en el juicio que se sigue en su contra, que se espera concluya a fines de marzo.

Fujimori reserva "una sorpresa" en la intervención final de su juicio

Fujimori reserva "una sorpresa" en la intervención final de su juicio

Lima, 26 feb (EFE).- El ex presidente peruano Alberto Fujimori, procesado desde hace 14 meses por atropellos a los derechos humanos, reserva "una sorpresa" en su intervención final en el juicio que se sigue en su contra, que se espera concluya a fines de marzo.

Según dijo en rueda de prensa su abogado defensor, César Nakazaki, esta intervención no irá dirigida tanto al tribunal como "al pueblo peruano", y precisó que Fujimori trabaja intensamente en la redacción de este escrito, cuya lectura podría llevarle varias sesiones.

Nakazaki dijo que su defendido se encuentra tranquilo, sin nervios, y que pasa sus días en prisión pintando (entre otras cosas, varios autorretratos), practicando la jardinería, tocando la guitarra o cantando en un karaoke baladas y canciones de uno de sus grupos favoritos, Los Iracundos.

El letrado tuvo palabras elogiosas tanto para el tribunal como para el propio desarrollo del juicio, pero aludió a la excesiva presión de ciertos medios periodísticos que ya han condenado a Fujimori y se preguntó si los jueces "podrán quebrar la historia de dependencia del Poder Judicial en el Perú".

Nakazaki sostiene que la Fiscalía y las acusaciones particulares no han logrado presentar pruebas concluyentes y se aferran a la teoría de la "autoría mediata", una teoría que según él es demasiado novedosa para el Perú y que él critica por entrar en argumentos teóricos y no probatorios.

"Al presidente Fujimori lo están juzgando por la política antiterrorista que desarrolló, no por dos asesinatos", sostuvo, y añadió que "queda entonces discutir si fue una guerra sucia o limpia", en alusión a que los métodos utilizados por su Gobierno para luchar contra el terrorismo fueron legales.

El ex presidente (1990-2000), que cumple actualmente condena por un delito de allanamiento, es juzgado por dos matanzas y dos secuestros perpetrados durante su Gobierno, delitos por los que la Fiscalía ha pedido 30 años de cárcel.

Fujimori tiene ahora 70 años y no podría ser indultado por su edad -pues los delitos juzgados fueron cometidos cuando era menor de 65-, y según su letrado es difícil que lo sea por razones de salud, pues no padece enfermedad grave y su estado actual es satisfactorio.

Sin embargo, Nakazaki se mostró partidario de una "solución política" como la amnistía, una palabra "satanizada en América Latina", pese a que "todo conflicto interno en el mundo ha terminado en una solución política", y afirmó que "no puede ser que quede un sector del país resentido".

Si la sentencia fuera condenatoria, Nakazaki tiene ya preparado un recurso de nulidad, con lo que se abriría en breve un proceso de apelación; pero si fuera absolutoria, el ex presidente debe completar primero la condena por otro caso anterior y debe afrontar acto seguido dos procesos más por delitos distintos.

En el mejor de los casos -si es absuelto y la justicia le aplica beneficios por su trabajo en la cárcel y por la reducción en un tercio de su condena-, su defendido podría estar en la calle "en el plazo de un año", aseguró el letrado, pero en ningún caso podrá abandonar el país.

En cuanto a sus honorarios, Nakazaki afirmó que el equipo de abogados que encabeza fue pagado en un primer momento por un grupo de "amigos" de Fujimori (principalmente empresarios y ex ministros), pero "hace ya cierto tiempo" que dejaron de pagarle y ahora trabaja "más por la 'f' de la fama que por la 'f' de la fortuna", pues no en vano es el proceso más importante de la historia peruana.