González dice que el Canal contrató a Segurisa tras conocer que terroristas del 11-M investigaron sus infraestructuras

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El vicepresidente regional y presidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, aseguró hoy que la empresa de aguas abrió un concurso restringido de seguridad tras los atentados del 11-M debido a que los terroristas detenidos como supuestos autores de la masacre tenían "documentación relativa a infraestructuras de abastecimiento de agua de Madrid", concurso que ganó la compañía Segurisa por valor de 14,4 millones de euros. "Los terroristas detenidos por el atentado del 11-M tenían documentación relativa a infraestructuras de abasteciemiento de agua de Madrid", señaló González durante su comparecencia en la Comisión de vigilancia de las contrataciones que se celebra en la Asamblea de Madrid, en la que interviene a pertición propia. El presidente de la empresa de aguas apuntó que, tras conocerse estos hechos, se hizo una auditoría que puso de manifiesto las "carencias de seguridad del Canal". Así, se abrió un concurso restringido de seguridad, que finalmente fue asignado a Segurisa por un valor de 14,4 millones de euros. El vicepresidente regional, que explicó en su segunda comparecencia la seguridad del Canal de Isabel II y la relación con las empresas que se encargaban de su seguridad, precisó que en 1989 se contrataron dos empresas para que realizaran labores de vigilancia en las oficinas centrales e instalaciones deportivas por "haber recibido una amenaza de bomba" y que se mantuvieron hasta 1999. Además, indicó que en 1991 se llevó a cabo el primer contrato de seguridad y en 1991 se dio un contrato a la empresa Segur Ibérica, que desempeñó en solitario estas funciones durante diez años. González indicó que, en octubre de 2001, tras los atentados de Nueva York del 11-S, algunos consejeros del Canal de Isabel II expresaron su "preocupación" por las medidas de seguridad de las instalaciones de la empresa de aguas reclamando que se reforzaran y destacó que el gerente comunicó que "debe tratarse el asunto con reserva y sin publicidad". Así, tras el 11-S se reforzó la seguridad encomendándole la tarea a la empresa Segur Ibérica por un mes, sin plazo de duración y por horas, y se incluyeron más intalaciones. Asimismo, González señaló que el contrato se mantuvo con prórrogas hasta julio de 2004. González indicó que el contrato con Segurisa está "ajustado a la ley, a los criterios de eficiencia en la gestión, que ha permitido acometer con garantías un cambio sustancial en la seguridad de las instalaciones del Canal de Isabel II para garantizar en mayor medida la protección de un servicio estratégico". Por último, indicó que en 2007 se vigilaron 294 instalaciones con un gasto de 13,3 millones de euros y en 2008, 15,5 millones para 391 instalaciones con vigilancia.