Gürtel.- Del Burgo admite que algunos no soportan "la prueba del algodón" y llama "hijo de puta" a quien se haya lucrado

Cree que puede haber motivos para la investigación pero se queja del "regalo electoral" de Garzón al PSOE MADRID, 10 (EUROPA PRESS) El ex diputado 'popular' Jaime Ignacio del Burgo, admitió hoy que algunos de los implicados en la llamada 'Operación Gürtel' "no soportan la prueba del algodón" y llegó a tachar de "hijo de puta" a todo aquel cargo público del PP que se haya lucrado con estas tramas de corrupción. Aunque tiene la impresión de que puede haber motivos para esta investigación, se quejó del "regalo electoral" que a su juicio el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha hecho al PSOE con esta operación. En declaraciones a Europa Press, Del Burgo cuestionó que el citado magistrado haya puesto en marcha la operación en vísperas de las elecciones gallegas y vascas, "justo cuando todo el mundo estaba escandalizado por los gastos del presidente gallego, el socialista Emilio Pérez Touriño, y con el ático del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, en la isla de Arousa". "¡Qué casualidad que se monta esta operación en este momento! --enfatizó--. Una operación que a todas vistas está claro que no era de ahora, sino que se venía fraguando desde hace mucho tiempo. Es sospechoso que esto se ponga en marcha en un momento preelectoral". SIMILITUD CON EL LINO El ex diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) y uno de los promotores del PP de la Comunidad Foral tras la ruptura entre ambos partidos admitió ver "una única similitud" entre la 'Operación Gürtel' y el caso del lino, del que también se encargó el juez Garzón. "Ahora Garzón hace un regalo electoral al PSOE antes de la campaña de las gallegas y las vascas, y en 2003 hizo lo propio a Bono (entonces presidente de Castilla-La Mancha)", argumentó. Eso sí, Del Burgo sostuvo que si en el caso del lino se demostró que "todo era una infamia y un montaje", en el caso que investiga ahora el juez Garzón "puede que existan motivos suficientes para una actuación de esta naturaleza". "Desearía que todo fuera falso, pero me da la impresión de que hay gente que no soporta la prueba del algodón", apuntó el ex parlamentario, quien recordó las tres dimisiones que se han registrado desde que el magistrado abriera la investigación el pasado viernes: el alcalde de Boadilla, Arturo González Panero; el consejero madrileño de Deportes, Alberto López Viejo, y el director gerente del centro Puerta de Toledo, Guillermo Ortega. NO SE PUEDE CONSENTIR LA DESLEALTAD En este contexto, Del Burgo sentenció que "todo aquel que siendo cargo público del PP se haya lucrado de su puesto es un hijo de puta" porque "no se puede aceptar ni consentir esa deslealtad" con un partido con tantos militantes "honrados y trabajadores. "Es inadmisible e intolerable", proclamó. "Si las cosas que se están diciendo son verdad, que todo el peso de la ley caiga sobre ellos", manifestó el ex diputado, quien hizo suya la frase pronunciada a este respecto esta mañana por la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría: "Cuando en un cesto en el que hay muchísimas manzanas, alguna puede no estar buena, hay que sacarla de ese cesto".