La etarra García Montero dice que la estructura de información de ETA casi se paralizó en 2002

  • París, 25 mar (EFE).- La estructura de información de ETA quedó casi paralizada en 2002 por las detenciones y la incautación de documentos en operaciones policiales, según la entonces presunta responsable, Ainhoa García Montero.

La etarra García Montero dice que la estructura de información de ETA casi se paralizó en 2002

La etarra García Montero dice que la estructura de información de ETA casi se paralizó en 2002

París, 25 mar (EFE).- La estructura de información de ETA quedó casi paralizada en 2002 por las detenciones y la incautación de documentos en operaciones policiales, según la entonces presunta responsable, Ainhoa García Montero.

Un análisis de García Montero fue leído hoy por la presidenta del Tribunal de lo Criminal de París, Anny Dauvillere, que juzga a García Montero y a los otros tres supuestos miembros del "núcleo duro" de esa estructura de información arrestados en mayo de 2003.

En el análisis se pone en evidencia que las detenciones obligaron a una renovación casi completa de los componentes de esa estructura, con los consiguientes problemas de falta de experiencia.

En ese documento, García Montero hacía balance de los principales hechos ocurridos en su área de responsabilidad en 2002.

Fue incautado al ser detenida el 9 de mayo de 2003 junto a Aitor García Justo, Asier Aranguren y Thierry Idiart cuando iban a mudarse de un piso de Saintes, en el oeste de Francia.

Señalaba, aparte de la "inexperiencia" de los activistas que trabajaban para ella, la falta de actualización de la base de datos de la banda, y consideraba que le haría falta un año para realizar las tareas pendientes.

El policía antiterrorista Laurent Hury dijo que los golpes policiales y en particular la incautación de documentación de ETA habían tenido impacto en la reducción de la capacidad operativa de la banda, y para ilustrarlo recordó que en 2003 el número de asesinatos cometidos se redujo a tres.

El capitán de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) consideró que que se ha podido determinar "claramente" que los cuatro arrestados en Saintes formaban parte de la estructura de información de ETA, integrada a su vez en el aparato militar, así como "el papel dirigente" de García Montero, quien además siguió colaborando una vez encarcelada.

Se refirió a un documento de ella encontrado en noviembre de 2003 en una casa de Espiens (suroeste de Francia) utilizada por la organización terrorista, en el que desde la cárcel ofrecía elementos importantes para que sus sucesores continuaran la misión en la estructura de información, daba claves para acceder a la base de datos codificada y manifestaba su "impaciencia" para que se atentara contra la sede del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

Igualmente recordó otro texto hallado en enero de 2003 en otro escondite de la banda en Estialescq (suroeste) en el que la presunta etarra daba consejos sobre la preparación de paquetes bomba.

El policía recordó que García Montero había formado parte del comando "Buruntza" y que por ello es objeto de tres demandas de extradición españolas por atentados -algunos mortales- cometidos en 2000 y 2001.

Hury indicó que, según el material contable de García Montero aprehendido en Saintes, su estructura de información -que dirigió desde enero de 2002 hasta su arresto- tenía un presupuesto mensual de entre 18.000 y 19.000 euros, lo que significaba en torno al 35-40% del dinero total del que disponía el aparato militar de ETA.

El oficial antiterrorista contó que la relación de dirigente de la supuesta etarra quedaba confirmada con el examen de su agenda y la de otros responsables de la banda con quienes tenía frecuentes citas, y así mencionó los nombres del que fue jefe del aparato militar, Ibón Fernández Iradi, "Súsper", y el que actuaba como lugarteniente de éste, Gorka Palacios Alday.