La familia De Menezes estudia pedir una indemnización a la Policía

  • Londres, 13 feb (EFE).- La familia de Jean Charles de Menezes, el brasileño a quien la Policía británica mató por error en el metro de Londres, estudia pedir una compensación económica a las autoridades, informó hoy la agencia británica PA.

La familia De Menezes estudia pedir una indemnización a la Policía

La familia De Menezes estudia pedir una indemnización a la Policía

Londres, 13 feb (EFE).- La familia de Jean Charles de Menezes, el brasileño a quien la Policía británica mató por error en el metro de Londres, estudia pedir una compensación económica a las autoridades, informó hoy la agencia británica PA.

Según la agencia, los familiares del fallecido -que fue acribillado a tiros el 22 de julio del 2005 por agentes que le tomaron por un terrorista- se plantean solicitar una indemnización tras no haber logrado que ninguno de los responsables de la tragedia fuera condenado.

La Fiscalía del Reino Unido confirmó el pasado viernes que ningún policía será procesado por la muerte del joven, después de revisar todas las pruebas recabadas en la última investigación judicial sobre el caso.

En esa pesquisa, finalizada el pasado diciembre, el jurado se vio obligado a reducir su veredicto por orden del juez -que descartó la opción legal de "homicidio injustificado- y, finalmente, emitió un veredicto "abierto".

Tras conocer el fallo, la familia reclamó a la Fiscalía la revisión del caso.

Fuentes de la campaña "Justicia para Jean" dijeron hoy a la PA que, tras su larga y decepcionante batalla judicial, los abogados de la familia "están preparando propuestas" para un arreglo económico, y manifestaron su confianza en que "se pueda acordar algo pronto".

Esas mismas fuentes matizaron que los parientes no planean pedir a la Policía sumas "exorbitantes".

Jean Charles de Menezes, de 27 años y electricista de profesión, fue tiroteado en un vagón de metro en la estación de Stockwell al ser confundido con uno de los terroristas que la víspera había intentado atentar contra el transporte público de Londres.

En el 2007, la Policía Metropolitana de Londres (también conocida como Scotland Yard) fue declarada culpable de violar la Ley de salud y seguridad en el Trabajo del Reino Unido, que la obliga a velar por la seguridad tanto de los agentes como de terceras personas, pero no se procesó a un agente en particular.