La familia del conductor fallecido de Tussam mantiene su demanda y dice que no habrá "impunidad"

El juzgado de lo Social número ocho fija para el 24 de mayo de 2010 la vista por la demanda de la familia contra la empresa pública

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La familia del conductor de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) que se suicidó en el marco del conflicto que sufre la empresa a cuenta de los actos vandálicos de la huelga de 2007 advirtió hoy de que la decisión del consejo de administración de suspender los expedientes abiertos contra los empleados a los que se atribuía estos hechos, entre ellos el propio José Luis Alonso Falcón, no supondrá "impunidad" para la directiva de esta empresa municipal, dado que la familia seguirá adelante con sus acciones judiciales.

Fernando Alonso Falcón, hermano de este conductor que se suicidó el pasado 17 de noviembre de 2008, explicó a Europa Press que la decisión del consejo de administración de extinguir los expedientes disciplinarios incoados por los actos vandálicos perpetrados en el marco de la huelga convocada contra la subrogación de once trabajadores despedidos de la empresa 'Los Amarillos', hace que el vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, y el director gerente, Carlos Arizaga "se traguen sus propias palabras".

No obstante, y puesto que la familia de José Luis Alonso Falcón ha demandado a Tussam por la vía Social para que su muerte sea reconocida como accidente laboral dado el "acoso" sufrido por este trabajador, el hermano del difunto advirtió de que esta decisión de la empresa no propiciará "una impunidad", porque la familia del finado no cejará en su empeño de que el suicidio sea declarado accidente laboral, precisamente el paso previo a emprender acciones legales contra Guillermo Gutiérrez y Carlos Arizaga.

"No vamos a parar. No queremos que nuestro hermano sea un mártir, sino que haya Justicia", dijo Fernando Alonso Falcón, quien además informó de que el Juzgado de lo Social número ocho ha recogido la mencionada demanda contra Tussam y ha fijado para el 24 de mayo de 2010 una vista oral que debe resolver tal denuncia.

Así, aseveró que a la familia del difunto "no le vale" esta última decisión del consejo de administración, que da continuidad al auto de la Sección Primera de la Audiencia Provincial que decretaba el archivo "definitivo" de las diligencias previas incoadas contra ocho conductores de Tussam, entre ellos José Luis Alonso Falcón, por los actos vandálicos perpetrados contra la flota de autobuses el pasado 21 de mayo de 2007.

La mencionada demanda, como ya informó la familia a Europa Press, se dirige expresamente contra Tussam al entender que desde su estructura directiva se orquestó el "acoso" y "hostigamiento" que concluyó con el suicidio de José Luis Alonso Falcón el 17 de noviembre de 2008. En la vista oral que celebrará el Juzgado de lo Social número ocho, así, cobrará especial importancia la decisión de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de archivar, sin posibilidad de recurso, las diligencias previas incoadas contra ocho conductores de Tussam a cuenta de estos actos vandálicos, porque tal resolución judicial prueba que José Luis Alonso Falcón "no era un rompelunas, como algunos le llamaron" y "no cometió ningún acto de vandalismo", según su hermano.