La fiscal jefe de Granada se muestra partidaria del cumplimiento "efectivo" de las penas en lugar de su endurecimiento

Cree que en el caso de Marta del Castillo se han vulnerado los derechos de los menores en cuanto que se ha mostrado su imagen GRANADA, 23 (EUROPA PRESS) La fiscal jefe de Granada, Ana Tárrago, se ha mostrado partidaria del cumplimiento "efectivo" de las penas en lugar de su endurecimiento, puesto que en el Código Penal "están previstas todas las actuaciones ilegales y las condenas contempladas". En una entrevista concedida a Europa Press, Tárrago no consideró "oportuno" que se busque una respuesta penal en función del surgimiento de determinados supuestos delictivos, en alusión al caso 'Marta del Castillo' en Sevilla y al de 'Mari Luz' en Huelva. "Yo creo que la sociedad lo que demanda es que los castigos que se impongan, se cumplan, más que se endurezcan", incidió la fiscal, para quien "puede que se le tenga que dar respuesta a los hechos que vayan apareciendo, pero no una respuesta inmediata, sino meditada". En cuanto a casos como el de la joven sevillana desaparecida, la titular de la Fiscalía de Granada --que coordinaba anteriormente la Sección de Menores-- considera que se han vulnerado los derechos de los menores en cuanto que se han difundido sus imágenes, por lo que abogó por hacer más "intensas" las restricciones al respecto en los medios de comunicación. Tárrago recordó que hay una instrucción de la Fiscalía General del Estado sobre el Ministerio Fiscal y los medios de comunicación en la que se advierte de que "hay prestar mucho cuidado" a la información que se pueda dar de menores relacionados con los hechos objeto de algún juicio, porque "hay que proteger la intimidad y el desarrollo de su personalidad". "Es más, nos dice que los fiscales nos tenemos que oponer a que se puedan difundir datos que puedan facilitar la identidad de los menores cuando sean víctimas e incluso testigos de procedimientos", precisó. En ese sentido, abogó por que los medios informen de una manera "objetiva" en esos supuestos, puesto que el derecho a informar "no implica curiosear en la vida de esos menores", por lo que, según apuntó, hay que "respetar" más su imagen.