Las autoridades alemanas esperan la llegada de Demjanjuk este martes

  • Berlín, 11 may (EFE).- El presunto criminal de guerra nazi John Demjanjuk, sospechoso de colaborar en el asesinato de 29.000 judíos durante la Segunda Guerra Mundial, podría ser entregado este martes a la justicia alemana en Múnich.

Berlín, 11 may (EFE).- El presunto criminal de guerra nazi John Demjanjuk, sospechoso de colaborar en el asesinato de 29.000 judíos durante la Segunda Guerra Mundial, podría ser entregado este martes a la justicia alemana en Múnich.

"Según las informaciones mas actuales partimos del supuesto de que llegará mañana a lo largo del día a Alemania" procedentes de Estados Unidos, dijo hoy en Berlín Ulrich Staudigl, portavoz oficial del Ministerio germano de Justicia.

El presunto criminal de guerra nazi será presentado nada mas aterrizar en la capital bávara ante el juez instructor encargado de su caso, quien le leerá la acusación oficial y ordenará su ingreso inmediato en la cárcel de Stadelheim.

El anciano de origen ucraniano y residente en la localidad estadounidense de Cleveland ha tratado durante las últimas semanas de evitar su entrega a Alemania con todo tipo de argumentos jurídicos.

Sin embargo, el Tribunal Supremo en Washington rechazó la pasada semana todos los recursos presentados por los abogados de Demjanjuk dando vía libre a su deportación, cuya ejecución ha sido ordenada entre tanto por las autoridades de inmigración de EEUU.

El ucraniano Demjanjuk mantiene que luchó en las filas soviéticas y que fue capturado por Alemania, que lo tuvo como prisionero hasta 1944.

Sus abogados alegan que no debe ser deportado por su precario estado de salud, dado que sufre problemas en la columna, fallos renales y necesita ayuda para caminar.

Demjanjuk está en la mira de los tribunales desde hace décadas. En 1986 Estados Unidos le extraditó a Israel, donde en primera instancia fue condenado a muerte por ser el guardia llamado "Iván del Terrible" del campo de concentración de Treblinka.

Sin embargo, el Tribunal Supremo israelí anuló la condena en 1993 al concluir que probablemente "Iván" no era él, sino otro ucraniano.

Regresó a Estados Unidos, donde se le había retirado la ciudadanía tras el proceso israelí, y ha vivido desde entonces como apátrida.

En 2005 un tribunal estadounidense ordenó su deportación, tras concluir que fue un guardia nazi en otros campos de concentración.

El 14 de abril, agentes de inmigración lo arrestaron en su casa, pero una corte detuvo la repatriación en respuesta a la apelación del hijo de Demjanjuk, que alegó que la deportación de su padre constituiría "tortura", dados sus problemas de salud.

La justicia alemana le acusa de haber trabajado voluntariamente como guardián en el campo de exterminio nazi de Sobibor, en el actual territorio de Polonia, donde colaboró en el asesinato de casi 30.000 judíos.