Bilbao rescinde el contrato con la UTE adjudicataria de la apertura del Canal de Deusto por paralizar las obras


BILBAO|
Bilbao rescinde el contrato con la UTE adjudicataria de la apertura del Canal de Deusto por paralizar las obras

Bilbao rescinde el contrato con la UTE adjudicataria de la apertura del Canal de Deusto por paralizar las obras BILBAO | EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Bilbao ha rescindido el contrato el suscrito con la UTE Canal de Deusto para las obras de apertura del Canal de Deusto y la construcción del puente de acceso a la isla de Zorrotzaurre, que fueron adjudicadas en marzo de 2014 por 17,3 millones, por paralizar las obras de "manera unilateral".

Según ha informado el Consistorio bilbaíno, la Junta de Gobierno ha acordado este miércoles la resolución del contrato y la incautación de la fianza, tras recibir el dictamen favorable emitido por la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi.

La resolución viene motivada por el "incumplimiento" de las condiciones del contrato por parte de la UTE y por su decisión de paralizar las obras, "tomada de manera unilateral". El Consistorio requirió a la UTE por escrito en dos ocasiones el inicio de los trabajos de excavación de tierras, la última de ellas emitida el pasado mes de mayo.

El Ayuntamiento ha explicado que la demanda "no fue atendida" y, "ante el incumplimiento del contrato", el Área de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público inició en junio el procedimiento de resolución, que ha concluido con la aprobación este miércoles del mismo en Junta de Gobierno.

UNA EXCAVACIÓN SIN AGUA

Las obras de apertura del Canal de Deusto y la construcción del Puente de acceso a la isla de Zorrotzaurre fueron adjudicadas a la UTE Canal de Deusto en marzo de 2014 por 17,3 millones de euros. La oferta técnica ganadora contemplaba una metodología de excavación que minimizaba de manera importante el aporte de agua a la obra y que, por tanto, mejoraba la propuesta municipal, donde la entrada de agua se producía sin restricciones.

En este contexto, la autorización medioambiental expedida por el Gobierno vasco ya no servía y el cumplimiento de la oferta ganadora exigía adaptar el Plan de Excavación a nuevos requerimientos medioambientales establecidos por el Gobierno vasco.

El Ayuntamiento ha explicado que las discrepancias surgieron tras conocer la UTE las consecuencias reales de su propuesta de trabajar con el mínimo aporte de agua, lo que le llevó a pedir una modificación del contrato en marzo de 2015. Sus argumentos eran que "el aporte de agua real iba a ser mayor que el que recogía su oferta, que el volumen de residuos no peligrosos destinados a vertedero era mayor que el recogido en su oferta, y que el marítimo como único modo de transporte incrementaba el costo".

La respuesta del Ayuntamiento siempre ha sido la misma, "que la estimación del caudal y el método del excavación realizada por la UTE en su oferta no se fundamentan en los datos del proyecto, que los volúmenes de materiales reales son más cercanos al escenario de licitación que a la estimación realizada por la UTE en su oferta, y que el precio de transporte de cada metro cúbico de tierra establecido en el proyecto es el mismo, independientemente del transporte utilizado".

De esta forma, el Consistorio siempre ha rechazado los argumentos presentados por la UTE al considerar que el nuevo Plan de Excavación y las necesidades que trae aparejadas "son consecuencia de la propia oferta técnica ganadora de la UTE y los cálculos realizados por la propia UTE para su ejecución".

El Ayuntamiento, en marzo y en mayo de 2016, requirió a la UTE por escrito el inicio de los trabajos de excavación de tierras. Al constatar que la adjudicataria no inició la ejecución de los trabajos solicitados en dichas órdenes, el 16 de junio de 2016 el Ayuntamiento de Bilbao acordó iniciar el procedimiento de resolución del contrato.

La decisión ha sido avalada por la Comisión Jurídica de Euskadi en su dictamen fechado el 5 de octubre en el que concluye que "procede resolver el contrato administrativo de obras que tiene por objeto la apertura del Canal de Deusto y la construcción de un puente de acceso a la isla de Zorrotzaurre".

Por su parte, la Junta de Gobierno ha acordado este miércoles resolver el contrato suscrito, ordenar la incautación de la garantía definitiva, liquidar la parte de la obra ya realizada y requerir a la UTE Canal de Deusto que abandone la obra.

PRÓXIMO PASOS

El Ayuntamiento de Bilbao, a través del Área de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, iniciará con la UTE Canal de Deusto el proceso de liquidación de la parte de la obra realizada.

En paralelo, elaborará unos nuevos pliegos de condiciones técnicas para licitar la parte de la obra que queda por hacer para que la apertura del Canal de Deusto se ejecute en su totalidad.