Marruecos detiene a un sospechoso del 11-M

RABAT (Reuters) - Las autoridades marroquíes han detenido a un islamista de 31 años sospechoso de estar relacionado con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, en los que murieron 191 personas, dijeron el jueves abogados y fuentes oficiales.

Se cree que Mohamed Belhadj había alquilado el piso de Leganés donde siete hombres, incluidos dos cabecillas de los atentados, se inmolaron tres semanas después de que 10 bombas estallaran en trenes de cercanías el 11-M.

El gobierno marroquí dijo que Belhadj había huido de España a Siria, donde vivió hasta que Damasco lo extraditó a Rabat la semana pasada.

"Mohamed Belhadj lleva bajo custodia en la prisión de Sale desde el martes pendiente de juicio por su presunto pertenencia a una banda criminal creada para preparar y perpetrar ataques terroristas, y subvertir el orden público", dijo una fuente, que no quiso ser identificada.

Los abogados marroquíes dijeron que se esperaba que Belhadj fuese juzgado en Sale, cerca de Rabat, el próximo mes y que podría ser condenado a una pena de cárcel de hasta diez años si el tribunal lo hallaba culpable.

Marruecos está implicado en la caza, captura y procesamiento de los autores de los atentados de Madrid porque el gobierno de Rabat sospecha que también tuvieron que ver con los atentados de Casablanca en 2003 en los que murieron 45 personas.