Multado con 180 euros un policía de Barberà que mató de un disparo a un ladrón

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Barcelona ha condenado a una multa de 180 euros a un policía local de Barberà del Vallès (Barcelona) que mató de un disparo a un ladrón en el polígono industrial Santiga cuando huía en un coche en enero de 2005. Además, deberá indemnizar al hijo de la víctima, Domingo P.G., con 60.000 euros.

La sentencia considera probado que el 31 de enero de 2005 M.C.O. y un compañero fueron en un coche no logotipado al polígono, donde les habían avisado que alguien estaba robando.

Al llegar, vieron a unos desconocidos cargando el material de un camión a una furgoneta. Para evitar su huida, bloquearon la salida de la furgoneta. M.C.O. bajó del coche policial empuñando la pistola y con un chaleco que indicaba que era policía.

De detrás de la furgoneta, salió un vehículo que intentó atropellar al agente, que tuvo que saltar, y huyó tras chocar contra el coche policial.

El vehículo fugitivo cambió súbitamente de dirección y M.C.O. pensaba que podía tratar de atropellar a su compañero de patrulla, a quien había perdido de vista. Por ello, disparó dos veces contra la rueda trasera derecha del coche que huía.

Un disparo quedó alojado en el maletero, mientras que la otra chocó contra el separador del maletero y el habitáculo, lo que desvió la trayectoria hacia arriba y la bala impactó en el copiloto, que murió una hora más tarde.