Otro informe médico afirma que Massera no está en condiciones de ir a juicio

  • Buenos Aires, 14 may (EFE).- El ex represor argentino Emilio Massera "no está en condiciones de ser sometido a juicio", según un informe médico presentado en una causa que investiga violaciones de los derechos humanos cometidas durante la última dictadura (1976-1983), informaron hoy fuentes judiciales.

Buenos Aires, 14 may (EFE).- El ex represor argentino Emilio Massera "no está en condiciones de ser sometido a juicio", según un informe médico presentado en una causa que investiga violaciones de los derechos humanos cometidas durante la última dictadura (1976-1983), informaron hoy fuentes judiciales.

El informe, realizado por seis médicos, concluye que la salud mental del ex almirante, uno de los hombres fuertes del Gobierno de facto de entonces, "no se encuentra dentro de los parámetros considerados normales", destacaron las fuentes.

Los expertos precisaron que Massera "no está en condiciones de comprender las implicaciones de las resoluciones judiciales", que no supo responder preguntas básicas y que contestó "con errores ostensibles" otras relativas a su edad, número de teléfono y cantidad de hijos.

Encargado por el juez Sergio Torres, quien investiga las violaciones a los derechos humanos cometidas en la principal cárcel clandestina de la dictadura, el informe sucede a otro con resultados coincidentes que fueron difundidos a fines de abril pasado.

Ambos informes arrojaron un resultado contrario al de otro estudio realizado recientemente a pedido de la Justicia de Italia, que a comienzos de abril consideró que el ex marino, de 83 años, está en plenas facultades para afrontar un juicio en Roma por la muerte de tres ciudadanos italianos durante la dictadura argentina.

El 15 de abril pasado, Massera fue internado en el Hospital Naval de Buenos Aires por motivos que no fueron precisados, si bien medios locales indicaron que se debió a una dificultad en su marcapasos.

En 2005, el sumario por su implicación en la muerte y desaparición de los italianos Angela Aietta Gullo, Giovanni Pegoraro y su hija Susana había quedado suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado padecía demencia.

Sin embargo, tras una evaluación neuropsiquiátrica efectuada en Buenos Aires en diciembre pasado, un tribunal de Roma indicó que el ex marino está en condiciones de ser sometido al juicio que comenzará en esa ciudad el próximo 30 de septiembre.

Según los peritos italianos, en lugar de sentirse culpable, Massera se cree "uno que ha sido un héroe" y considera que lo que hizo en la dictadura es lo que debía para salvar a su país de los "sin Dios", los "sinvergüenzas".

Desde 1998, el ex marino cumple arresto en su domicilio de Buenos Aires acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen militar y cada vez que se ha visto acosado por la Justicia se ha declarado enfermo.

Quien era conocido como "Almirante Cero" o "El Negro" integró, junto con Jorge Rafael Videla y Héctor Agosti, la primera Junta Militar que gobernó Argentina durante la dictadura.

Asimismo, Massera dirigió el Grupo de Tareas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires, principal centro de detención y tortura en la dictadura, adonde fueron conducidos los tres italianos que posteriormente desaparecieron.