PSOE, que recurrirá la sentencia desestimada del Palacio de Hielo, acusa a Gallardón de no hacer nada por regularizar la situación

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, anunció hoy que el Grupo Municipal Socialista recurrirá la sentencia desestimada en el asunto del Palacio de Hielo y acusó al alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, de "no haber hecho nada en los últimos cinco años" para regularizar la situación del edificio.

El PSOE recurrirá la sentencia a instancias superiores después de que el Juzgado Contencioso Administrativo número 17 de Madrid desestimara el pasado 21 de abril el recurso presentado años atrás por el entonces secretario general del Grupo, Óscar Iglesias, al considerar que la construcción debía demolerse porque iba en contra del planeamiento urbanístico, ya que superaba el límite de plantas (tiene cinco cuando la ley sólo permitía tres), excedía en casi el doble la superficie edificable, infringía el régimen de usos e invadía zonas verdes.

A este respecto, Lucas argumentó que, aunque el edificio se concibió para darle prioritariamente un uso deportivo y social, tras el desarrollo del proyecto, el Palacio de Hielo es más un centro comercial.

Esta sentencia desestimada se une a la que sí ha sido admitida con fecha de 16 de abril por otro juzgado, el Contencioso-Administrativo número 13 de Madrid, presentada por las comunidades de vecinos de los edificios colindantes al Palacio Municipal de Hielo sobre las mismas cuestiones abordadas por el PSOE.

Esta última sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, falla que las obras ejecutadas "no se ajustan al planeamiento municipal vigente", por lo que la juez declara que "procede la demolición de las obras ordenando al Ayuntamiento que proceda a dicha demolición".

El portavoz socialista municipal sostiene que esta última sentencia expone que "las cosas se hicieron mal" y que las irregularidades son evidentes", por lo que añadió que aunque esta instalación fue obra del equipo de José María Álvarez del Manzano, el actual alcalde "no ha hecho nada en los últimos cinco años por regularizar la situación".

A su vez, un portavoz de los vecinos afectados, Carlos Crespo, reprochó al Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón "no haber dado explicaciones al Defensor del Pueblo", que se interesó por este asunto, una ausencia de argumentos del que también acusó a la Comunidad de Madrid. También criticó que el alcalde no se haya reunido con estos vecinos a pesar de que lo han solicitado en varias ocasiones.

Por su parte, el equipo de Gobierno confirmó ayer que apelará la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 13, que ordena la demolición del Palacio Municipal de Hielo. Esta sentencia, que llega tras seis años en los juzgados, concluye con la orden de una juez para que se derribe el centro comercial por haberse saltado la ley en varios puntos del Plan General de Ordenación Urbana, como explicaba ayer el diario 'El País'. Las dos sentencias contradictoras pueden acabar probablemente en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que podría solicitar la acumulación de actuaciones.

El Palacio Municipal de Hielo, en el 77 de la calle Silvano, es un equipamiento heredado por la actual Corporación ya que su impulsor fue el equipo de José María Álvarez del Manzano, quien adjudicó la concesión de la instalación, levantada sobre suelo municipal, a Equidosa en noviembre de 2005 durante un periodo de 50 años. Se puso en marcha en 2003 tras invertir en él más de 60 millones de euros.

Las sucesivas modificaciones del proyecto llevaron a levantarse en pie de guerra a la oposición y a los vecinos ya que, como criticaban, primaba en el Palacio de Hielo el uso comercial antes que el deportivo. La sentencia favorable a la demolición habla de un exceso de edificabilidad y unos usos no permitidos. El centro dispone de una quincena de salas de cine, un gimnasio con piscina, una bolera, un supermercado, tiendas y más de 1.300 plazas de aparcamiento. La pista de hielo, de 1.800 metros cuadrados, tiene un aforo de 5.000 personas.