Quince meses de prisión por conducción temeraria para un reincidente que no tiene carné

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 3 de Santander ha condenado a 15 meses de prisión por conducción temeraria a un hombre que se dio a la fuga al darle el alto la Policía Local de Torrelavega, obligando a peatones y conductores a esquivarle en las inmediaciones de un instituto primero y después en la autovía. El hombre, que no tiene carné de conducir, ya había sido condenado otra vez por conducción temeraria.

No obstante, la pena de cárcel le ha sido sustituida por una multa de 2.700 euros, que deberá pagar en diez mensualidades de 270 euros. Si incumpliera el pago, entonces deberá cumplir la condena de prisión.

Según se explica en la sentencia, dictada por conformidad de las partes tras reconocer el acusado los hechos, todo sucedió el 26 de septiembre del año 2007 en la rotonda que existe junto al instituto Miguel Herrero de Torrelavega, pasadas las dos de la tarde y en horario de salida de los escolares.

Dos agentes de la Policía Local que estaban en el lugar le dieron el alto, pero el conductor, Manuel S.M., hizo caso omiso, cambió bruscamente de dirección y emprendió la huída a gran velocidad girando en sentido contrario por la rotonda.

Después, continuó en sentido contrario por la avenida de Oviedo, obligando a los vehículos que venían de frente a esquivarle apartándose al arcén; y a continuación se dirigió a la autopista, tomando para ello la parte central de la calzada y obligando a un camión que circulaba en la misma dirección a modificar su trayectoria, generando así "un grave riesgo para el tráfico", máxime al tratarse de "hora punta".

La sentencia incide en que los hechos ocurrieron en un momento de gran confluencia de gente, por la salida de los alumnos del instituto, y en una zona donde existen muchos pasos de peatones, lo que obligó a muchos viandantes a apartarse y tropezarse en el intento de evitar que les arrollara.

El Juzgado le condena como autor de un delito de conducción temeraria con la agravante de reincidencia y le impone 15 meses de prisión que quedan sustituidos por la multa. Además, le prohíbe sacarse el carné de conducir en el plazo de cuatro años y le condena a pagar las costas del juicio.