Un abogado español visita a Carrascosa en la cárcel por segundo día consecutivo

  • Nueva York, 10 mar (EFE).- El abogado español Marcos García Montes se reunió hoy por segundo día consecutivo con María José Carrascosa, encarcelada en Estados Unidos desde hace más de dos años, para preparar la defensa del juicio al que se enfrenta por haberse llevado a España a la hija que tuvo con un estadounidense.

Un abogado español visita a Carrascosa en la cárcel por segundo día consecutivo

Un abogado español visita a Carrascosa en la cárcel por segundo día consecutivo

Nueva York, 10 mar (EFE).- El abogado español Marcos García Montes se reunió hoy por segundo día consecutivo con María José Carrascosa, encarcelada en Estados Unidos desde hace más de dos años, para preparar la defensa del juicio al que se enfrenta por haberse llevado a España a la hija que tuvo con un estadounidense.

"María José está relativamente bien, fuerte, razonable y muy segura de lo que está haciendo", explicó hoy a Efe García Montes, quien ha viajado a Estados Unidos para reunirse también con el abogado de Nueva Jersey que lleva la defensa de la española, Scott Finkennauer.

El juicio de Carrascosa, que también es abogada, tendría que haber comenzado el pasado 23 de junio, pero un recurso interpuesto por Carrascosa ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos dilató el inicio hasta ahora.

El juez que lleva el caso, Donald Venezia, determinó entonces que hoy debía comenzar el proceso, pero a última hora se estableció un nuevo aplazamiento, hasta el próximo 17 de marzo.

García Montes aseguró a Efe que el motivo de este aplazamiento es "una decisión personal" argumentada por el juez y que "no tienen nada que ver con María José o con el acuerdo (extrajudicial) que se nos ha propuesto".

El letrado español insistió al respecto en que tiene un borrador que le ha hecho llegar el ministerio de Justicia español por iniciativa de la defensa de Peter Innes, el ex marido de Carrascosa, quien lucha también por mantener la tutela de la hija que ambos tuvieron en 2000, unos meses después de casarse.

Carrascosa sostiene que, incluso durante el embarazo, Innes empezó a maltratarla y amenazarla, y que continuó así hasta que se separaron en 2004.

El acuerdo de separación establecía condiciones relativas a la custodia y derechos y obligaciones de los progenitores, entre ellos que ninguno debía salir de EEUU con la niña sin el consentimiento del otro.

Sin embargo, María José se llevó a la niña a España sin el consentimiento de Peter alegando que él previamente había roto las condiciones del acuerdo. En Valencia, en julio de 2005, un tribunal concedió la tutela a la madre.

Más tarde, Innes denunció a su ex mujer por secuestrar a la niña y un juez estadounidense contradijo la sentencia española para concederle a éste la custodia de la menor, al tiempo que ordenó a Carrascosa que devolviera a la niña, pese a que el pasaporte de la menor estará en manos de las autoridades españolas hasta que cumpla 18 años.

También prohibió a Carrascosa -que había regresado a EEUU en 2005- que abandonara Nueva Jersey hasta cumplir con lo ordenado y advirtió de que, en caso contrario, se emitiría una orden de detención y sería encarcelada hasta que la pequeña fuera devuelta a este país.

Después de haber llegado incluso a ocultarse de las autoridades, Carrascosa fue detenida y encarcelada en noviembre de 2006.

"María José sigue firme en que el asunto de que la custodia le pertenezca a ella es innegociable. Así lo hemos mantenido en todo momento, incluso ante el Tribunal de la Haya, y así va seguir siendo", insistió su abogado español en Nueva York respecto a la posibilidad de que el conflicto finalmente se solucione a través de un acuerdo extrajudicial.

García Montes rehusó ofrecer detalles de cómo había recibido su cliente la noticia de ese principio de acuerdo que la defensa de Innes le habría hecho llegar, aunque el propio ex marido de Carrascosa niega haber hecho tal cosa.

"No sé nada al respecto. No tengo ni idea. Si mis abogados estuvieran negociando algo, lo sabría al segundo", aseguró a Efe el estadounidense, quien el lunes añadió que el supuesto acuerdo "contempla que voy a renunciar y dejar que Victoria (la hija de ambos) siga en España. Pero eso no va a pasar".

Aun así, el letrado español insistió en que desde el ministerio de Justicia español incluso se les ha citado para una reunión que podría tener lugar en Madrid a finales de mes, en una fecha que el letrado no quiso concretar.

Según García Montes, está previsto que en la primera vista, que debería celebrarse el próximo 17 de marzo, "se reconduzca el juicio y se reubiquen los delitos", que en la actualidad son ocho por acusaciones relacionadas con la custodia y uno por desacato.