Un condenado cinco veces por conducir ebrio acepta seis meses de cárcel y tres años sin carné

GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)

Un hombre de 38 años acusado de conducir bajo los efectos del alcohol y que ya había sido condenado hasta cinco veces por esta cuestión aceptó hoy una pena de prisión de seis meses y la privación del derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante tres años.

El acusado, identificado como A.M.T., también ha aceptado el pago de una multa total de 4.380 euros a razón de seis euros por día durante doce meses por otros dos delitos contra la seguridad vial, después de que fuera sorprendido el pasado 17 de abril conduciendo bajo los efectos del alcohol en la carretera A-401 a su paso por Guadahortuna (Granada).

La conformidad de las partes se ha produjo hoy en el Juzgado de lo Penal 5 de Granada después de que la Fiscalía rebajara su petición provisional de once meses de prisión y redujera de 7.200 a 4.380 euros el importe de la multa. También pedía la retirada del vehículo, que se encuentra en las dependencias de la grúa municipal desde que el hombre fue sorprendido cometiendo el delito y cuyo destino final se conocerá tras publicarse oficialmente la sentencia, según informaron a los periodistas fuentes judiciales.

Según consta en el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, este hombre ya fue condenado el pasado 7 de noviembre de 2008 en sentencia firme por el Juzgado de Instrucción 3 de Granada por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas al pago de una multa de 720 euros y a la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante dos años.

Sin embargo, a pesar de estas prohibiciones, sobre las 1,45 horas del 17 de abril conducía su coche por la citada carretera, haciéndolo bajo la influencia del previo consumo de bebidas alcohólicas que mermaban sus capacidades psicofísicas. En el punto kilométrico 60.000, agentes de la Guardia Civil le pidieron en un control que parase el vehículo.

Éstos comprobaron que al procesado no le estaba permitido conducir y que presentaba además síntomas "evidentes" de encontrarse bebido, por lo que le sometieron a la prueba de alcoholemia, que fue positiva.

De nuevo, horas más tarde, a las 5,40 horas, A.T.M. volvió a ser sorprendido por la Policía Nacional cuando circulaba por Casería de Montijo, en Granada.

El condenado ha despreciado en varias ocasiones la seguridad en el tráfico rodado, puesto que el Juzgado de lo Penal 3 de Granada lo condenó por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas en el año 2000; también por el mismo delito el Penal 4 de Granada en el año 2001; el penal 5 de Alicante por la misma razón y por quebrantamiento de condena en 2002; el Penal 6 de Granada igualmente por conducir bebido en 2003; el Penal 3 de Jaén por quebrantamiento de condena en 2004; el Penal 4 por este mismo último motivo en 2005; y finalmente el Instrucción 3 de Granada en 2008.